El proyecto de editar una revista especializada en minería, que ofreciera a los lectores información actualizada, imágenes de calidad y una presentación atractiva, surgió en 2004 a partir de la constatación de que no existía entonces en el país una publicación de esas características en el sector.

Los promotores de la idea, Jorge León Benavides empezaron a trabajar en el proyecto en julio de 2004, luego de conformar un equipo multidisciplinario de periodistas, diseñadores gráficos, correctores de estilo, especialistas en marketing, fotógrafos y coordinadores. Ese equipo transformó el proyecto en realidad en agosto de ese año y bajo la dirección de María del Pilar Benavides.

El lanzamiento oficial de la primera edición de Rumbo Minero se produjo durante el V Congreso Nacional de Minería, realizado en Concepción, Huancayo. Fue una edición de apenas 36 páginas pero que, no obstante, evidenció los que han sido desde entonces los atributos característicos de la revista a lo largo de su existencia: difusión de contenido propio, tratamiento de todos los aspectos que comprende la actividad minera, e información y opiniones de especialistas que aportan al debate de temas del sector, y todo ello complementado con imágenes de alta calidad, una diagramación atractiva y una sobria presentación.

Desde esa fecha, Rumbo Minero se ha convertido en la publicación referente del sector minero del Perú, prueba de lo cual son los reconocimientos editoriales que, desde su aparición, ha recibido tanto en el país como en el exterior.

Durante ese tiempo, Rumbo Minero ha mantenido vigente el objetivo que impulsó la edición de su primer número: innovar. Y eso ha implicado también añadir a sus atributos de producto editorial otros relacionados con el ámbito del relacionamiento comercial y las ventas, lo que la ha llevado a convertirse, además de instrumento de información, en una efectiva herramienta de negocios para sus lectores y clientes.

Y es que, además de su contenido noticioso, Rumbo Minero ofrece información complementaria especializada y suplementos específicos que se publican con el objetivo de ofrecerles a sus lectores información de utilidad práctica en los ámbitos técnico y comercial.

El primer caso se trata de ediciones especiales para eventos importantes del sector, como la Perumin, Expomina, el Simposium del Oro, el Congreso Nacional de Minería, el Congreso Waaime, entre otros. En el segundo caso, se trata de la publicación, en marzo de cada año, del Directorio de Empresas Mineras y Proveedoras, completamente actualizado. Este directorio se edita ininterrumpidamente desde 2005.

Es precisamente esta apuesta por la innovación la que le ha permitido a Rumbo Minero ser parte de las publicaciones que se distribuyen en los encuentros internacionales de élite de la Industria. Así, empezó su presentación internacional con la edición 14, en Expomin 2006 realizada en Chile, a la que durante en los últimos se han sumado participaciones exitosas en cónclaves mineros realizados en Brasil, Estados Unidos, Canadá, Colombia y Argentina, entre otros países.

En ese esfuerzo, uno de los logros más destacados fue la elección de Rumbo Minero en 2008, por parte de la Embajada de Estados Unidos en el Perú, como la revista peruana oficial de MinExpo, la feria minera más grande del mundo que se realiza cada cuatro años en Las Vegas, Estados Unidos, un reconocimiento que confirmó lo conseguido por la publicación durante su trayectoria.

Pero aún con todo lo avanzado, Rumbo Minero tiene hoy una amplia agenda de proyectos a desarrollar en el corto, mediano y largo plazos para mantener su posición como publicación más leída y reconocida del ámbito minero, así como para confirmar la vigencia del objetivo que le dio origen y del principio que guía su trabajo: ser un motor permanente de innovación.

FacebookTwitterGoogle+