México está preocupado por refinerías detenidas

mexico-preocupado-refinerias-detenidas

INTERNACIONAL. México está preocupado por refinerías detenidas. El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, declaró que hay varias refinerías locales detenidas; o que están produciendo muy pocos productos, en momentos en que su ofensiva contra el robo de combustible ha retrasado la distribución de gasolinas y provocado largas filas para cargar combustible.

Según Reuters, la estatal Pemex tiene seis refinerías en México que están procesando apenas un tercio de su capacidad conjunta de 1.63 millones de barriles por día, según cifras del 2018.

López Obrador ha prometido reducir las ingentes y crecientes importaciones de gasolina, que actualmente representan el 75 por ciento del consumo interno de poco mas de 700,000 bpd, mediante la modernización de las plantas y la construcción de una nueva refinería que operaría en tres años.

“Hay refinerías que están paradas desde hace tiempo, no de ahora”, dijo en su conferencia de prensa matutina. Desde hace meses Pemex no ha informado sobre el estatus de sus refinerías, muchas de las cuales tuvieron paradas programadas y no programadas que las afectaron.

Además, la administración pasada de la empresa, que salió en diciembre, argumentaba que prefería privilegiar la “rentabilidad” de las refinerías sobre los volúmenes y no pudo llevar el procesamiento a un millón de bpd como prometió en varias ocasiones en los últimos años.

López Obrador detalló que la refinería en Madero (ubicada en el estado Tamaulipas y con capacidad de 177,000 bpd) no ha producido combustible en “mucho tiempo”, mientras que la refinería en Minatitlán (Veracruz, con capacidad de 185,000 bpd) está “cerrada o produciendo poco”.

La de Salina Cruz, la más grande del país y con capacidad de 330,000 bpd, recientemente comenzó a producir nuevamente, dijo sin dar más detalles. La instalación, ubicada en la costa del sueño estado Oaxaca, produjo unos 52,000 barriles por día (bpd) de gasolina en noviembre, según datos de Pemex.

En los últimos días, largas filas de vehículos comenzaron a hacerse visibles tras el lanzamiento a finales del 2018 de una ofensiva del presidente para combatir el extendido robo de combustible, que incluyó el cierre de ductos de Pemex y la distribución a través de carro tanques.

López Obrador enfatizó el jueves que el país tiene suficientes suministros de combustible y que solo persisten problemas de distribución, pero las extensas hileras de autos se repetían el jueves en las gasolineras.

“Tenemos reservas suficientes, están llegando barcos, tenemos suficiente combustible, por eso podemos enfrentar este desafío”, destacó.

El Gobierno no ha estimado una fecha para normalizar la distribución de gasolinas y ha pedido a la población no hacer compras de pánico. (Reporte de Sheky Espejo; escrito por Verónica Gómez Sparrowe, editado por Ana Isabel Martínez)

(Foto referencial)

(TCP)

FacebookTwitterGoogle+