SNMPE sobre Tía María: No podemos perder oportunidades de inversión

TIA-MARIA-19

MINERÍA. La inversión es necesaria para poder afianzar el crecimiento económico y derrotar a la pobreza, pero grupos que se oponen al desarrollo  buscan sembrar la violencia y el caos en distintas regiones del sur del país, alertó el presidente de la presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), Manuel Fumagalli.

En circunstancias que nuestro país afronta una desaceleración de su economía –anotó- que no nos podemos dar el lujo de perder oportunidades de inversión que benefician al país, ni permitir que se atente contra la gobernabilidad del país.

“Las autoridades regionales y municipales han sido elegidas con el propósito de promover el desarrollo de sus pueblos, no para ahuyentar la inversión, que es la mejor aliada para construir oportunidades de progreso”, afirmó.

En ese contexto, expresó su condena ante la actitud intransigente y beligerante de algunas autoridades que se niegan a establecer espacios de diálogo para disipar las dudas que tienen en torno al proyecto “Tía María”, que significa una inversión de US$ 1,400 millones y la generación de miles de puestos de trabajo. “Rechazamos todo tipo de amenazas y ultimátums que atenten contra la gobernabilidad”, subrayó.

“La empresa Southern Perú ha cumplido con todos los requisitos que demandan las leyes peruanas para obtener los permisos y licencias; y además ha venido implementando un amplio proceso de relacionamiento con importantes grupos de interés en el valle y la región Arequipa. Ahora se trata de apuntalar esos esfuerzos para lograr los entendimientos que permitan ejecutar el proyecto “Tía María” en beneficio de todos los peruanos”, expresó.

“El país necesita desarrollo y paz social. No se debe permitir que el Perú pierda una vez más la oportunidad de poner en valor sus recursos naturales y se genere más pobreza y recesión económica por la actitud irresponsable de quienes se oponen al desarrollo”, comentó.

De otro lado, alertó de la existencia de un grupo antiminero que se moviliza por el sur del Perú con el fin de boicotear otros proyectos y operaciones mineras en Moquegua y Tacna.

“Es necesario establecer un diálogo franco, sin amenazas ni condicionamientos, que incluya a todos los actores (Estado, empresa y sociedad civil), pues nuestro país requiere de paz social para impulsar el desarrollo sostenido y cerrar las brechas sociales”, sostuvo Fumagalli. 

(Foto Referencial)

FacebookTwitterGoogle+