DELOITTE: “El Perú debe optimizar el proceso de otorgamiento de permisos”

Deloitte-109

Glenn Ives, líder de minería de Deloitte para América Latina.

Tras la reciente presentación del estudio “Tendencias de la Minería Mundial para el 2018” –por parte de la consultora global Deloitte–, Rumbo Minero entrevisto en exclusiva a Glenn Ives, Líder de Minería para América Latina de la firma y referente internacional del sector. Reseñamos aquí su visión y perspectivas acerca de la actividad minera mundial y regional, así como su balance y proyecciones para la industria minera peruana, y las tareas que debe asumir para consolidar su desarrollo.

¿Cuáles serán las principales tendencias de la minería para el 2018?

Bueno, a nivel global, una de las tendencias más importantes en minería es la innovación, ya que está probado que conlleva a reducir costos. Pero hay también otros aspectos, como el trato con las comunidades locales y las acciones del gobierno, además de temas específicos como el agua y las tasas tributarias.

¿Cómo se reflejarían estas tendencias en la minería peruana?

En el caso de Perú, la actividad minera del país comparte muchos de los problemas que existen en el mundo de la minería global. Uno de ellos es la necesidad de operar con mayor eficiencia, pero también están los costos, que son muy importantes para tener éxito en esta industria. A ellos habría que sumarle la visión de los ingresos relacionados con los precios de los metales, variable que afecta sensiblemente los costos en la actividad minería, y que no se pueden controlar.

¿El Perú ha mejorado en alguno de esos aspectos?

Sí. En los últimos cinco años, hemos sido testigos de grandes mejoras en el tema de costos. No obstante, para llegar al siguiente nivel, las compañías deben mejorar las innovaciones que traen de otras industrias y que se aplican en las operaciones mineras.

En la minería peruana, el factor social sigue jugando un papel relevante para su continuidad.  

Cierto. En el caso del Perú, hay un historial de problemas con las comunidades locales. De hecho, el proyecto minero Conga, por citar un ejemplo, se ha retrasado por este tema.

No obstante, existen casos de éxito en la gestión del vínculo entre la sociedad y la minería.

Exacto. Existen varios ejemplos en los que las comunidades y las compañías mineras han trabajado juntos. Uno de ellos es el de la Sociedad Minera Cerro Verde, en Arequipa.

¿El agua sigue siendo uno de los puntos más importantes de conflicto entre las comunidades y la industria minera?

Sí, el agua es un problema en todo el mundo, no es un problema solo en el Perú. Lo es   sobre todo en la zona sur del continente, como el desierto de Atacama, por ejemplo.

Y es que las minas necesitan agua. Pero cuando las minas y las comunidades necesitan agua, las comunidades siempre ganan; así que uno de los mayores retos de las empresas mineras hoy es trabajar con la comunidad para resolver ese problema y que les permitan construir sus minas.

La solución de los problemas relacionados con el agua y las plantas de tratamiento tienen que ver con el trabajo conjunto entre las empresas mineras y las comunidades. Y hoy existen varias cosas importantes que pueden hacerse con el fin de beneficiar a las comunidades en ese aspecto y lograr que las minas sean mejor recibidas.

La tramitología ha frenado el avance de importantes proyectos mineros. ¿Qué tanto ha mejorado el Perú en este rubro?

Los temas regulatorios y la relación con el gobierno son muy importantes en el mundo. Nuevamente, considero que en el Perú se ha avanzado en este aspecto en los últimos años; sin embargo, todavía hay mucho que mejorar.

En el Perú, el caso de la otorgación de permisos es un ejemplo recurrente.

Sí. En relación al tema de los permisos para construir la mina, por ejemplo, se necesitan las aprobaciones del ministerio de Ambiente, el de Minas y otros.

Y los retrasos en su otorgamiento, retrasan los proyectos.

Por supuesto. Y es que si no se da un permiso, la mina se retrasa, por lo que considero que lo que el Perú debe hacer en este aspecto es optimizar el proceso de otorgamiento de los permisos.

Y no me refiero a hacer más fácil el proceso de obtención de esos permisos, sino más bien a hacerlo más predecible para que las empresas mineras puedan planear sus actividades para contar con el apoyo de las comunidades locales y así puedan construir sus minas. Es lo que se debe hacer, ya que uno de los aspectos más importantes para el Perú es la inversión extranjera.

Y hacerlo en el más corto plazo, ya que existen proyectos mineros millonarios en el Perú en espera de cristalizarse.

Sí. Porque hoy, por ejemplo, el Perú tiene en su cartera minera un proyecto de mil millones de dólares y otro de cinco mil millones de dólares [en referencia a Quellaveco], lo cual significa una gran cantidad de dinero y representará un gran impacto para su economía. La minería tiene el potencial de hacer eso.

Más aun habiendo logrado la concreción de grandes proyectos pese a la situación adversa por la que atravesaba el mercado minero mundial.

Creo que el Perú ha hecho un buen trabajo en los últimos cinco a diez años, y ha participado justa y equitativamente en la inversión minera.

Southern Copper se adjudicó en febrero el proyecto Michiquillay, un proyecto que implicará una inversión aproximada de US$ 2,500 millones para su desarrollo. ¿Qué opinión tiene sobre este proceso?

Michiquillay es un  buen ejemplo. Es un proyecto que no pudo ser desarrollado por la minera anterior, por lo que el gobierno tomó el control.

Sobre el proceso, creo que es muy favorable para el Perú que varias compañías hayan querido adjudicarse el proyecto y desarrollarlo. Esto significa que el Perú está primero en la lista de países en los que las compañías mineras están preparadas para invertir.

Southern Copper se adjudicó el proyecto, y estoy seguro de que logrará desarrollarlo.

¿Cuál cree que será el impacto de Michiquillay a nivel económico y social?

Considero que tendrá un impacto gigante en la comunidad local y en el Perú. Es una buena cantidad de inversión extranjera que ingresará al país.

Además, una vez que la mina se construya y empiece su operación, generará impuestos, empleo y salarios para los trabajadores, y riqueza para las áreas donde se encuentra la mina.

Sudamérica sigue siendo un mercado atractivo para la inversión minera. No obstante, se sostiene que para explotar plenamente su potencial se requiere de un desarrollo concertado del sector en toda esta parte del continente.

Sí. La parte occidental de América del Sur, es decir, la zona compuesta por Colombia, Ecuador, Perú, Chile, tiene un gran potencial minero.

Sin embargo, uno de los problemas que ha detenido su desarrollo han sido los gobiernos, que no han promovido la minería y no han trabajado con las compañías mineras.

Chile fue el primer país en desarrollar su industria minera. Pero en los últimos 15 a 20 años, el Perú ha realizado un buen trabajo para moverse en esa dirección.

Y se están sumando hoy Colombia y Ecuador.

Colombia, finalmente, está moviéndose también en esa dirección. Y es que muchos lugares de Colombia no han sido explorados debido a las FARC y las guerrillas. De hecho, los geólogos de ese país no han explorado la selva y muchas otras áreas potenciales.

El otro caso es Ecuador, país en el que su presidente anterior no fue muy amigable con las empresas mineras.

¿Diría, entonces, que la minería en la región sudamericana tiene buenas perspectivas?

Así es. Afortunadamente, la región está cambiando para bien. Y por lo que veo, sus países se están convirtiendo en áreas potenciales para la minería y los gobiernos están trabajando para mejorar el marco regulatorio.

En ese sentido, realmente considero que se construirán más minas en esos cuatro países en los próximos 10 años.

En suma, aún existen espacios por mejorar, pero la minería peruana continuará siendo el eje de soporte del crecimiento económico y social del país.

Sí. Me parece excelente ver cómo el Perú ha avanzado en los últimos años y constatar que se está convirtiendo en un país muy importante para la minería mundial.


Vea la revista completa AQUÍ

FacebookTwitterGoogle+