Miguel Sánchez:“Para el 2019, la meta es quintuplicar los recursos de Lincuna”

Miguel-Sanchez-Lincuna-114

Miguel Sánchez, Gerente General de Lincuna

Adicionalmente a elevar sus recursos mineros (medidos, indicado e inferido), la empresa -que atendió exclusivamente a Rumbo Minero- se ha planteado llegar para el próximo año con 3,000 toneladas diarias en su planta concentradora, donde producen concentrados de plomo con plata y concentrado de zinc.

¿Cuáles son los planes de Lincuna para este y el próximo año?

Nuestros principales objetivos son crecimiento en tonelaje, en tratamiento y crecimiento de nuestros recursos y reservas.

Estamos fomentando intensamente la exploración; para ello, hemos creado un área específica con profesionales experimentados que han trabajado en la antigua mina Alianza que nos puedan permitir dar el siguiente paso de incrementar los recursos.

Hoy día tenemos más o menos 5 millones de recursos entre medidos, indicados e inferidos; y esperamos llegar a quintuplicarlo en el mediano plazo.

¿Cuántos años sería ese mediano plazo?

Nos hemos puesto como objetivo interno un plazo de tres años. Así la idea es llegar entre 20 millones a 25 millones de toneladas en recursos reconocidos y certificados; y eso nos pueda permitir incrementar el tonelaje tratado en la planta.

Actualmente estamos procesando 2,300 toneladas diarias y la meta es finalizar el año 2019 con 3,000 toneladas diarias en nuestra planta concentradora, donde producimos concentrados de plomo con plata y concentrado de zinc.

¿En la medida de los recursos también se consideran los concentrados de plomo, de plata y de zinc?

Primero indico que ahora estamos explotando las zonas de los mantos y de las vetas, que se ubican dentro de un yacimiento histórico, es un distrito minero que viene desde la zona de Ticapampa y de Aija (provincia de Recuay y departamento de Áncash) y es una zona que ha tenido una explotación de estructuras desde la zona sur hasta la zona donde actualmente se está desarrollando la explotación y en el mediano plazo vamos a reactivar esas estructuras antiguas, que tuvieron explotación hasta el año 85, y estamos apuntando a reconocer y ubicar recursos en una zona de brechas. Cabe indicar que las zonas de brechas serán las que nos permitan dar el salto en el tonelaje de los recursos de la compañía.

¿En qué fase se encuentra este proyecto de Lincuna?

Con el área de exploraciones estamos haciendo todo el reconocimiento del mapeo superficial, muestreo sistemático de todas estas zonas de brechas y de vetas antiguas

para que el próximo año presentemos la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) de exploraciones para luego poder hacer intervención con perforación diamantina.

De la misma manera, estamos buscando incrementar la producción; de manera que podamos contar con el margen necesario para poder realizar las inversiones que se requieren para continuar con las exploraciones.

¿Cuánto sería la inversión?

Tenemos planificado para los próximos cinco años una inversión de US$ 12 millones para la exploración. Este monto comprende unos US$ 3 millones a US$ 4 millones en las estructuras que ya teníamos reconocidas históricas y US$ 8 millones para lo que son brechas con mineralización de cobre, oro y plata.

Cabe indicar que uno de nuestros objetivos es alcanzar las 3,000 toneladas a finales del 2019. Así, nos vamos a estabilizar para poder ubicar los recursos en las zonas nuevas que estamos explorando.


Vea la revista completa AQUÍ

FacebookTwitterGoogle+