Minería: valor agregado que aporta a la vida diaria

Generacion-de-valor

Los productos de la minería van más allá de la energía y los metales preciosos. Desde los teléfonos inteligentes hasta los métodos de transporte, los elementos derivados de la minería nos rodean. Reseñamos aquí una

En la vida cotidiana tenemos una gran cantidad de herramientas, tecnologías y utensilios que, en mayor o menor medida, emplean a los metales como parte de su conformación, como sostén a las distintas estructuras, como también para poder brindar una utilidad a su funcionamiento, siendo muy importante su extracción y utilización, mucho más de lo que pensamos.

Los metales descubiertos, por los exploradores de minerales, y producidos -a partir de la minería- no sólo proporcionan las necesidades básicas para la vida moderna, sino también muchas de las cosas críticas de las que dependemos diariamente, como la producción de alimentos, los sistemas de transporte, las computadoras, los equipos médicos, las redes eléctricas y de comunicaciones, y la vivienda, por nombrar algunas de ellas. Es difícil imaginar un mundo sin ellos.

¿DÓNDE SE USAN LOS METALES?

  1. En electrónica.
    La electrónica depende en gran parte de la electricidad para funcionar. Utilizamos muchos productos electrónicos como TV, móviles, computadoras, heladeras, etc. en la vida cotidiana. Estos aparatos electrónicos consumen metales en el cuerpo para diferentes propósitos. Pero uno de los objetivos clave es facilitar la transferencia de electricidad. Dado que los metales son buenos conductores, los metales como el cobre y el plomo son ampliamente utilizados. Tal vez sin metales, la electrónica no habría progresado tanto.
  1. En medicina.
    Los metales están disponibles como micro-elementos en nuestro cuerpo. Son necesarios para la conducción de los impulsos nerviosos, para transportar oxígeno por la sangre, para facilitar las reacciones enzimáticas y más. Por lo tanto, los metales se utilizan en medicina para curar cualquier enfermedad de deficiencia de micronutrientes en seres humanos y animales. Por ejemplo, el hierro forma parte de la molécula de la hemoglobina y se utiliza como sulfato ferroso para curar algunas formas de anemia.

Del mismo modo, en el cuerpo, cualquier metal constituye un micro-esencial llamado “oligoelementos”, que son partes de pocas enzimas y co-enzimas, o en forma de electrolitos. Están presentes en cantidades muy pequeñas tanto en plantas como en animales. Los ejemplos incluyen sodio (Na), potasio (K), magnesio (Mg), níquel (Ni), cobre (Cu), cobalto (Co), etc.

Además, los metales como titanio, aluminio, magnesio son ampliamente utilizados en la medicina como antiácidos. Se estudian especialmente en química inorgánica.

Asimismo, muchos instrumentos en medicina como bisturíes, tijeras, agujas, cuchillas quirúrgicas están hechas de metales.

  1. En la construcción.
    Los metales como el hierro y el acero se emplean en construcciones de edificios y viviendas. Su fuerza y capacidad para soportar pesos pesados los hacen preferidos en la construcción. Se utilizan comúnmente en techos de hormigón armado, pilares, cimientos, cercas, etc.
  1. En joyería.
    Los metales como el oro, la plata, el platino, el cobre son ampliamente utilizados en joyería. Estos metales simbolizan estatus financiero y por lo tanto de alto precio.
  1. En maquinaria y automóviles.
    En el caso de máquinas y automóviles, se prefieren los metales que pueden soportar altas temperaturas y presiones durante el trabajo. Los metales de uso común son hierro, acero, aluminio, etc. Las máquinas y automóviles incluyen vehículos de rutas, ferrocarriles, aviones, cohetes, etc.
  1. En agricultura.
    La agricultura requiere de herramientas de metal para labranza del suelo, el corte, la siembra de semillas, etcétera. La mayoría de los equipos agrícolas están hechos de metales como hierro, acero, etc. Se pueden utilizar en condiciones húmedas y secas como se requiere en la agricultura.
  1. En la cocina.
    Los utensilios se fabrican de metales como el acero, el aluminio y el cobre. Estufas, hornos, cuencos, cucharas, cuchillos utilizados en la cocina son de metal.
  1. Muebles.
    Incluso algunos muebles caseros están hechos de metal en lugar de madera. Los ventiladores, soportes, armarios, cajones son en su mayoría de metal.
  1. Sistemas de seguridad.
    Los metales juegan un papel importante en los sistemas de seguridad.
    Los metales se utilizan en la fabricación de cerraduras, armarios, cajas fuertes, armarios para almacenar artículos valiosos. Se utilizan para prevenir el robo o cualquier extravío.
  1. Mercado de lingotes.
    Los metales juegan un papel clave en la economía. Existen personas que invierten en metales y en los mercados de lingotes como refugio para su dinero.
    La economía de muchos países depende de las exportaciones de metales minerales.
  1. Otros usos

Además, el tungsteno es un metal utilizado en bombillas y tubos eléctricos para generar luz estable. Se prefiere sobre otros metales porque puede soportar la alta temperatura generada debido a la resistencia a la electricidad. Del mismo modo, el mercurio que es un líquido a temperatura ambiente se utiliza en los termómetros para registrar las temperaturas diarias. Su capacidad para contraerse y expandirse con una pequeña variación en las temperaturas lo hace preferible.

Debido a tantos usos comunes de los metales, hay una disciplina que tiene tanto de ciencia como de tecnología, que es la metalurgia, para explorar las mejores combinaciones de los metales y también su óptima utilización.

 

MINERALES INDUSTRIALES

Para Ricardo Alonso, doctor en Geología, resulta imposible ponderar la cantidad de minerales que se utilizan en la vida diaria. Y no estamos hablando de los metales preciosos (oro, plata, platino); ferrosos (hierro, níquel, cromo); no ferrosos (cobre, plomo, zinc, estaño, antimonio); nucleares (uranio, torio) o rocas de aplicación (mármoles, granitos).

Nos vamos a referir aquí a los llamados “minerales industriales”, mayormente los no metálicos, que incluyen un centenar de especies útiles para distintos usos cotidianos.

La baritina. Este es un sulfato de bario. Su principal característica, además de ser una fuente de bario, es el alto peso específico. Sus usos son múltiples, pero el más importante es en los lodos de perforación de pozos petroleros y gasíferos. También se usa para hacer los papeles pesados tipo ilustración para libros, para darle carga a las pinturas, como pigmento blanco y en medicina, en los jarabes pesados que se ingieren para obtener placas radiográficas del aparato gastrointestinal. Los boratos son un grupo de minerales de sodio, calcio o magnesio. Algunos son solubles en agua, como el bórax, y otros lo son en ácidos.

Sus usos son muy diversos y van desde los vidrios especiales para hornos de cocina (Pyrex), parabrisas, ópticas y lunetas de automóviles, pasando por todo tipo de vidriado o esmaltado de cerámicas (vajilla, sanitarios, azulejos, entre otros), hasta detergentes, jabones, fibras de vidrio, micronutrientes para el agro, ácidos bórico técnicos, farmacéuticos o nucleares, octoboratos, perboratos, a través de más de 1.500 usos o aplicaciones. En farmacia se lo usa para las gotitas de los ojos (oftalmológicas), talcos para pies y en enjuagues bucales.

El titanio. Se usa para aleaciones de aceros livianos para la industria aeroespacial, mallas de reloj, clavos para unir huesos, pigmento blanco, curtiembres, etc. También se usan el boro o los boratos para fabricar sustancias casi tan duras como el diamante (carburos de boro), telas especiales de chalecos antibalas, blindaje de tanques de guerra, combustibles espaciales, etc. El yeso (sulfato de calcio hidratado) es otro mineral abundante. Se trata de un material blando y blanco, que aparece en capas de origen evaporítico (viejos lagos o mares secos).

El caolín. Otro mineral de gran uso. Este se forma por la alteración de rocas ricas en feldespatos. Hay grandes yacimientos en la China y por eso también se lo conoce como “China clay” (arcilla china) y su uso es famoso en las porcelanas y otras cerámicas. También se utiliza como carga en la elaboración del chocolate, en la fabricación del papel satinado, mezclado con pectina como antidiarreico, en el caucho, talcos, pinturas y más.

Las zeolitas se utilizan como intercambiadores iónicos y de allí su valor en el ablandamiento de las aguas (natrolita). También se utiliza en el proceso de refinación del petróleo (estilbita).

Un uso interesante es para la fabricación de los geles de sílice, que absorben la humedad ambiente y son muy útiles en los lugares donde se guardan computadoras (estuches), medicamentos y otros objetos que puedan alterarse por la humedad.

Los anteriores son unos de los poquísimos ejemplos del amplio universo del uso de los minerales en la industria moderna y en la vida cotidiana. Y es que aunque nos los veamos, los minerales siempre están y son quizá el mejor ejemplo de que “lo esencial es invisible a los ojos”.

FRUTOS DE LA MINERÍA

Miguel de la Puente, de Procobre, nos comenta: “Utilizamos un gran número de objetos, equipos, instalaciones, etcétera, que incluyen minerales como parte de sus componentes”.

Y los enumera con ejemplos concretos. “El automóvil de gasolina que nos transporta tiene 25 kg de cobre, y en el futuro el eléctrico va a tener alrededor de 80 kg. Llegamos a nuestras casas y utilizamos indistintamente una serie de artefactos eléctricos y electrónicos, los que están conectados a un conductor de energía de cobre”, detalla.

“Estamos cansados y nos damos un baño para relajarnos: para eso usamos termas o  calentadores a gas, que tienen tubería de cobre. Y si utilizáramos el sol, lo haríamos con un calentador solar”, prosigue.

“Y si nos preparamos algo de comer, algunos alimentos tienen cobre. De hecho, necesitamos 2 mg de cobre para vivir, y con mayor razón una mujer en etapa de gestación”, añade.

Por lo demás, apunta, “si uno va a un restaurante, veremos que los cocineros utilizan ollas o, peroles de cobre por sus propiedades de conductividad y durabilidad. Porque además de sus propiedades antimicrobianas, las superficies de contacto secas con 60% de contenido de cobre inhiben y eliminan la contaminación de bacterias, por qwue es usado en hospitales, escuelas y casas”.

Finalmente, De la Puente concluye que “a mayor cantidad de cobre, mayor eficiencia en el nivel de energía, lo que implica más productividad, ahorro económico, energía y reducción de emisiones CO2”. En suma, afirma, “El cobre hace que la vida funcione mejor”.

Por su parte Pamela Florian, Gerente Senior de PwC Perú, destaca que “la minería es particularmente importante para los países líderes y economías emergentes en crecimiento”.

“El desarrollo económico e industrial viene asociado directamente al consumo de metales, por lo que países como China, Australia y Estados Unidos figuran entre los principales consumidores de productos metálicos del mundo y fomentan el desarrollo de la minería en su territorio con regulaciones maduras a nivel ambiental, social y económico”, dice.

Por lo anterior, señala la especialista, “para continuar con la cadena de desarrollo y progreso en nuestro país, es vital que entendamos que la minería aporta muchos beneficios y que vivimos rodeados y nos servimos de metales todo el tiempo”.

“Por ejemplo, este artículo no lo podrías leer sin los circuitos de cobre del procesador de tu celular o laptop, sin la batería de Ion Litio, o sin el trabajo de la imprenta, y mucho menos sin la luz que te alumbra, que ha llegado a ti gracias a los cables de cobre que la conducen”, detalla. “Vivimos rodeados de metales y eso debemos asociarlo a progreso”, afirma.

PERÚ: PRODUCTOR DE MINERALES

Por todo lo anterior, De la Puente afirma que “el ser productor minero tiene un impacto económico y social positivo para nuestro país”.

Según INEI, la minería representó el 58% de la exportación total del Perú en el año 2017. Entre los productos más importantes estuvieron el cobre, zinc y el oro. La minería, además, contribuye a generar empleo a mejorar las condiciones básicas de salud, educación, infraestructura, entre otros aspectos”, explica.

“Por ello, hay que prestarle la mayor atención y ser proactivos para su desarrollo por lo que representa la minería en el país”, declara.

Por su parte, Florian destaca al respecto que sólo en el 2017 el aporte de la minería metálica al PBI alcanzó 50,708 millones de soles. Y para el mismo año, el 61% de las exportaciones del Perú fueron producto de la minería metálica (27 mil millones de soles).

“La generación de ingresos proporciona empleo, dividendos e impuestos que pagan los servicios públicos como hospitales, las escuelas y las instalaciones públicas. La industria minera produce una fuerza de trabajo capacitada y empresas que brindan servicios relacionados y requieren mano de obra calificada”, afirma.

“La minería fomenta una serie de actividades asociadas, como la fabricación de equipos de minería, la provisión de servicios de ingeniería y ambientales, y el desarrollo de universidades de primer nivel en los campos de la geología, la ingeniería minera y la metalurgia. Las oportunidades económicas y la riqueza y desarrollo generado por la minería, son sustanciales”, recalca.


Vea la revista completa AQUÍ

FacebookTwitterGoogle+