ALMACÉN IMPALA TERMINALS: Techado de minerales más grande del mundo

almacen-impala

Impala Terminals, empresa que cuenta con más de 30 años de trabajo en el Perú, desde el 2014 construye el almacén de techado de minerales más grande del mundo. Conozcamos, a continuación, un poco más sobre el proceso de construcción y los beneficios que acarrea para el Perú y la zona donde se ubica, el Callao.

Este almacén en la actualidad tiene una extensión de 240 mil metros cuadrados (m2), en los cuales recibe concentrados de zinc, cobre y plomo -principalmente de la zona centro del país- y trabaja desde hace 15 años, gracias a la concesión por 30 años que tiene Impala del depósito de Centromin en el Callao.

En esa línea, Impala Terminals, con la finalidad de contribuir al desarrollo del gobierno regional del Callao y del Perú, en el 2014 inició los trabajos de construcción del almacén de techado de minerales más grande del mundo.

Este depósito – el cual cuenta con un alcance de 125 mil m2, los cuales están dedicados a cubrir la zona donde se almacenan los concentrados de minerales – está encapsulado con presión negativa, lo que significa contar con máquinas especiales dedicadas a succionar el aire, de tal forma que se evite la salida de partículas.

“Si uno abre una puerta, en lugar que salgan partículas, lo que sucede es que las partículas del exterior se van a meter, por lo que se evita que las partículas de concentrado de plomo puedan salir al ambiente”, explica José Polack, Gerente de Proyecto Impala Terminals.

La firma detalla que para el encapsulado de plomo se trabajó un área de 18,000 m2, mientras que las áreas verdes tienen una extensión de alrededor de 80,000 m2.

 

Tenso Estructura

Con una inversión de US$ 150 millones, Impala Terminals tiene previsto concluir los trabajos de la tenso estructura (techado) en diciembre del presente año.

Así, gracias a novedosas técnicas constructivas y altos estándares, sumado a aplicaciones tecnológicas ecoamigables, se busca impactar positivamente en la capacidad de almacenamiento, cuidado del medio ambiente y la salud de la comunidad.

De esa forma, la estructura de cobertura es una membrana tensionada de PVC con alma de poliéster que se encuentran sobre arcos metálicos de celosía apoyados en columnas de concreto armado cimentado sobre pilotes.

Cabe mencionar que para los trabajos de construcción se utiliza tecnología LED,  de última generación, para la iluminación nocturna, y un 35% menos de estructuras metálicas, en comparación con proyectos semejantes.

 


Vea la revista completa AQUÍ

FacebookTwitterGoogle+