Proyectos de exploración minera representan más del 50% de las inversiones

proyectos-exploracion-mem

El Ministerio de Energía y Minas (MEM) actualizó su portafolio de proyectos mineros. De los US$ 49,472 millones que se estiman para los próximos años, US$ 26,661 millones –es decir, 53.9% del total- corresponden a los planes de exploración minera de las empresas. Asimismo, para la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), los mejores precios de los metales conllevarían al crecimiento de las inversiones en exploración minera. En el siguiente informe, Rumbo Minero presenta datos más resaltantes de los principales proyectos.

Para la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), las mejores condiciones de los precios internacionales de los minerales está permitiendo la reactivación de las inversiones en exploración minera en el Perú.

Así, en el período de enero a mayo del 2017, las inversiones ascendieron a US$ 153 millones, cifra que representó un crecimiento de 22% con relación a los US$ 125 millones que se reportaron en similar período del año pasado.

“También se observa una mejora en los niveles de inversión para las tareas de explotación minera en el territorio nacional, ya que en los primeros cinco meses del año se han invertido US$ 394 millones, monto que significa un incremento de 20% respecto al periodo enero–mayo 2016 cuando las empresas destinaron US$ 328 millones”, detalló el gremio minero energético.

Asimismo, la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía resaltó la importancia de la promoción y el desarrollo de las actividades de exploración minera en el país, “porque esta etapa previa conduce a la generación de nuevos yacimientos que requieren ser encontrados, evaluados y desarrollados”.

EL DATO

El Perú es un país atractivo para la inversión minera, principalmente por su gran potencial de recursos geológicos y costos competitivos. La SNMPE indicó que en la actualidad, sólo se hace trabajos de exploración y explotación minera en el 1.27% del territorio nacional.

CARTERA DE PROYECTOS

Por su parte, el Ministerio de Energía y Minas (MEM) presentó –en julio pasado- su último portafolio de proyectos mineros, documento que comprende las cuatro principales etapas (o fases).

De esta manera, se conoció que la cartera estimada de inversión en minería se encuentra compuesta por 47 principales proyectos; vale decir, incluye proyectos de ampliación de unidades mineras, proyectos en etapa de exploración avanzada, así como proyectos con estudio ambiental aprobado o en proceso de evaluación y que en conjunto ascienden a US$ 49,472 millones.

Si se desagrega este monto, se conoce que US$ 5,160 millones (10.4% del total) se encuentra en etapa de ampliación; mientras que el 32.9% (US$ 16,280 millones) y 2.8% (US$ 1,371 millones) corresponden a los proyectos que tienen Estudio de Impacto Ambiental (EIA) aprobado y EIA en evaluación; respectivamente.

Finalmente, los US$ 26,661 millones –es decir, 53.9% del total de la inversión- están en su fase de exploración; nivel que representaría el grueso de las inversiones y que conllevaría a demostrar que la cartera minera peruana tiene un importante futuro.

“Cabe mencionar que si bien existen otros proyectos en etapa de exploración que no se encuentran en la cartera, esta solo es de carácter referencial e intenta recoger las principales comunicaciones formales de los titulares mineros”, precisó el MEM.

A continuación, Rumbo Minero presenta los datos más relevantes de algunos de los proyectos de exploración minera y que se encuentran en la página oficial del Ministerio de Energía y Minas.

MICHIQUILLAY

Actualmente Michiquillay se encuentra en manos de la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (ProInversión). En su portal, la entidad comunica que este proyecto se constituye por un yacimiento del tipo pórfido de cobre, con contenido de minerales de cobre (Cu), oro (Au) y molibdeno (Mo).

“Los recursos de mineral presentes se estiman en 1,159 millones de toneladas métricas (TM) con un cut off promedio de 0.4% de cobre”, indicó ProInversión, que agregó que el proyecto ofrecería una gran capacidad de procesamiento, cuenta con estudios técnicos realizados anteriormente agregando un gran valor al yacimiento.

Geología

Respecto a su geología, las principales unidades estructurales corresponden a distintos ambientes de formación (continental, litoral y marina) y estratigráficamente pertenecen al Cretáceo hasta el Cuaternario.

Del mismo modo, se conoce que presentan cuarcitas y areniscas blancas pertenecientes a la Formación Farrat del Grupo Gollarisquizga del Cretáceo Inferior, areniscas calcáreas y lutitas ferruginosas de la Formación Inca, calizas arenosas, lutitas calcáreas y margas de la Formación Chúlec del Cretáceo Medio. Estas rocas estratificadas fueron intruidas por un stock Pórfido dacítico del Terciario Inferior, causantes de la mineralización.

“El yacimiento tipo pórfido de cobre ocurre en el stock Michiquillay del Terciario, el cual intruyó a cuarcitas y calizas del Cretáceo Inferior, con venillas mineralizadas tipo stockwork y mineralización diseminadas en sus cajas”, enumeró la oficina promotora de la inversión privada.

Añadió que la mineralización en la zona está vinculada al emplazamiento de stocks dacítico-monzonítico, cuya edad corresponde al Terciario Inferior; y los pórfidos se emplazaron en stocks de composición intermedia a félsica que instruyen a la franja sedimentaria mesozoica de la Cordillera Occidental en el terciario medio a superior por soluciones hidrotermales de alta temperatura, favorecidos por movimientos tectónicos que generaron un intenso fallamiento y fracturamiento, llamados stockwork.

“Las unidades más recientes están representadas por depósitos glaciares y glaciofluviales que rellenan los valles y, en menor escala, depósitos aluviales y coluviales sobre las laderas, rellenando pequeñas quebradas”, detalló.

En la parte superior se produjo una zona lixiviada y oxidada con limonita, malaquita, crisocola, cuprita, calcantita de espesores variables de 20 m a 180 m, la cual se ubica sobre la zona de sulfuros secundarios con presencia de calcosina, covelina, bornita, calcopirita, pirita con espesores promedios de 30 m; debajo de esta última zona se tienen los sulfuros primarios constituidos mayormente por calcopirita y pirita.

El área horizontal mineralizada tiene una forma elíptica, cuyo eje mayor tiene un rumbo NE.

Observando el frente inicial, frente de máxima ley de deposición y el frente final de deposición del pórfido de Michiquillay se concluye que hubo cierta erosión de este pórfido hidrotermal.

Base de datos

El proyecto cuenta con información exploratoria de 12,642 muestras de 53 sondajes realizados durante los años 2009- 2012, que hacen un total de 36413.1 m. perforados. Estos pertenecen a los sondajes usados por Anglo American en la “Estimación de recursos Minerales Michiquillay para etapa conceptual modelo 2012”.

Sobre sus antecedentes, la institución recordó que el 5 de junio de 2007, Anglo American Michiquillay y Activos Mineros -con intervención de Anglo American Services UK (Limited) y ProInversión- celebraron el Contrato de Transferencia de las concesiones y otros, que conforman el proyecto minero Michiquillay.

Posteriormente, mediante Carta Notarial de fecha 4 de diciembre de 2014, Anglo American Michiquillay decidió ejercer la facultad de resolver el Contrato de Transferencia, conforme a lo estipulado en la Cláusula Novena del referido contrato, es así, que con fecha 25 de junio de 2015 las partes suscribieron el documento mediante el cual se realizó la Restitución de la Titularidad de las Concesiones Mineras y de la Propiedad de otros Activos que conforman el Proyecto Michiquillay, en favor de Activos Mineros.

Anuncio oficial

El extitular del MEM, Gonzalo Tamayo –antes de su cambio- anunció que el proyecto cuprífero Michiquillay, ubicado en Cajamarca, tiene el 15 de noviembre próximo como fecha estimada de adjudicación al mejor postor.

“Hasta ahora, ProInversión, que recibió el encargo del MEM de promocionar dicho proyecto, había señalado en general, que esperaba dar la buena pro antes de fin de año, aunque había evitado dar una fecha exacta para ello, si bien tenía previsto que se le declare de interés en setiembre próximo”, declaró Gonzalo Tamayo en su momento.

Datos técnicos

Según el Ministerio de Energía y Minas (MEM), el proyecto Michiquillay tiene un potencial de producción anual de 187,000 toneladas métricas finas de cobre; debería entrar en operación en el 2021; y su inversión estimada es de US$ 1,950 millones.

Asimismo, en el 2009 se aprobó su Estudio de Impacto Ambiental semidetallado (EIA-sd) a través de la Resolución Directoral N° 057-2009-MEM-AAM.

ZAFRANAL

El proyecto minero Zafranal dejará un aporte económico de US$ 1,000 millones en la región de Arequipa durante sus 19 años de explotación.

La gerente de la compañía Zafranal, Juana Rosa Del Castillo, explicó que este aporte se materializará en el canon minero, regalías, pago de sueldos y utilidades a trabajadores, aportes sociales y otros beneficios económicos.

Hasta la fecha se ha conocido que la minera realiza estudios de campo para obtener la aprobación del estudio de factibilidad. Paralelamente, está desarrollado el Estudio de Impacto Ambiental (EIA).

“Si todo marcha de acuerdo al cronograma que manejamos, empezaríamos a producir en la primera mitad del 2022”, apuntó Juana Rosa Del Castillo.

La inversión total del proyecto asciende a US$ 1,160 millones; y la empresa pretende construir una mina de cobre a tajo abierto que procesará un promedio de 55 mil a 64 mil toneladas de mineral de cobre por día.

También se sostuvo que Zafranal tiene la concesión de 42,000 hectáreas, de las cuales solo hicieron exploración en 10,000; donde encontraron el mineral; lo que podría conllevar a una ampliación en el futuro.

De otro lado, la gerente de la compañía Zafranal informó que en el 2017 la minera empezó algunos cambios que garantizarían la inversión del proyecto; es decir, hasta el año pasado, Teck Resources manejaba el 50% de las acciones de la compañía, Minera AQM Copper Perú tenía 30% y Mitsubishi Materiales el 20%.

Pero, Teck Resources y Minera AQM llegaron a un acuerdo para que la primera adquiera las acciones y se haga del 80%. Teck Resources, minera canadiense, también  tiene el 20% de las acciones de Antamina.

Datos técnicos

Zafranal –que se ubica en el distrito de Huancarqui (Castilla, Arequipa)- tiene como minerales predominantes el cobre y el oro. Se estima una producción anual de 103,000 toneladas métricas finas de cobre (TMF/Cu) y 30,000 onzas de oro (Oz/Au).

El proyecto tiene aprobado su Estudio de Impacto Ambiental semidetallado desde el 2011.

RÍO BLANCO

En febrero de este año, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) reveló que buscarán dar un impulso adicional a la economía peruana y  para eso se reactivará el proyecto cuprífero Río Blanco en la sierra de Piura.

El proyecto Río Blanco se ubica en los distritos de Pacaipampa (Ayabaca) y Carmen de la Frontera (Huancabamba), y pertenece a la minera china Xiamen Zijin Tongguan Investment Development Corporation.

En aquella oportunidad, el economista Juan José Marthans opinó que Río Blanco es un proyecto esperado desde hace muchos y se debería ejecutar en el corto plazo y generar la suficiente confianza para poder ejecutarlo.

“Debe quedar claro cuáles son las etapas para la ejecución, cual es el impacto que puede generar en temas de inversión, empleo y otras actividades que le den credibilidad al ejecutor”, sostuvo.

También manifestó que no basta con prometer la reactivación del proyecto Río Blanco; sino que se debería “decir concretamente en qué tiempos, bajo qué impactos y costos sociales se hará”.

Datos técnicos

El inicio de las operaciones de Río Blanco está previsto para el 2021, con una producción por año de 200,000 toneladas métricas finas (TMF) de cobre; y demandará una inversión estimada de US$ 2,5000 millones.

EL GALENO

El objetivo polimetálico Galeno –emplazado en Cajamarca y valorizado en US$ 3,500 millones– podría incorporar nuevas infraestructuras y estudios complementarios a las labores de exploración por un periodo de 12 meses.

Así lo determina un nuevo Informe Técnico Sustentatorio (ITS) del mencionado proyecto elevado al Ministerio de Energía y Minas (MEM) para la evaluación y autorización respectiva. Documento público al que accedió Rumbo Minero.

De este modo, se ampliaría por un año el cronograma propuesto en el último Instrumento de Gestión Ambiental (IGA), para continuar los estudios complementarios y dotar nuevas instalaciones para el campamento. Los trabajos culminarían a mitad del 2018.

Los estudios a desarrollar son el programa de Barrel Test, definición del proyecto y factibilidad, y monitoreo de calidad de agua y biológico. Cuando termine esta fase, iniciarán las actividades de cierre y rehabilitación (5 meses) y post cierre (12 meses).

Para mejorar la operatividad del campamento, se implementarán infraestructuras anexas tales como campo deportivo, almacén de trinchera sanitaria N°3, pararrayos (4 y 5), plataformas de descarga (1 y 2) y pozas de contención.

Además, el ITS contempla la precisión de coordenadas de dos puntos de monitoreo de calidad de agua subterránea, así como de los polígonos que comprenden las concesiones mineras El Galeno, Galeno 1, Galeno 10, Galeno 11, El Molino y Tiranosaurio 9.

Según el documento, las actividades propuestas mantienen las medidas de manejo ambiental que se aplican actualmente. Asimismo, indica que los impactos mencionados serán No Significativos.

Gran potencial

El Galeno es un proyecto polimetálico, cuyo inicio de operaciones está previsto para el 2021. Se estima una producción anual de 350 mil toneladas métricas de cobre, 82 mil onzas de oro, 2,300 toneladas de molibdeno y 2 millones de onzas de plata.

Hasta el momento, posee la aprobación de la IV Modificatoria del Estudio de Impacto Ambiental Semidetallado (EIA-Sd).

MACUSANI

A fines del 2016, a través de un comunicado, la empresa Plateau Uranium informó sobre la aceptación y aprobación por parte de las comunidades andinas y de la Autoridad Ambiental Peruana para su Estudio de Bases Ambientales presentado en septiembre.

“La aceptación del estudio ambiental de referencia por las comunidades andinas que se encuentran cerca del proyecto de uranio y litio de Macusani es un hito significativo para Plateau Uranium y seguimos recibiendo una fuerte aceptación social para el desarrollo del proyecto”, comentó Ted O’Connor, CEO de Plateau Uranium, en aquella ocasión.

Agregó que la aceptación y aprobación del diseño, alcance y metodología del estudio de línea de base recibido de las autoridades ambientales es una indicación adicional del apoyo del gobierno peruano al proyecto, y es el primer paso hacia la futura producción de uranio y litio.

“Se debe tener presente que el estudio de línea de base ambiental representa el paso inicial hacia el permiso de producción y un estudio completo de Evaluación de Impacto Ambiental – EIA”, sostuvo.

También resaltó que el estudio de línea de base recibió la aceptación de las comunidades andinas Isivilla, Tantamaco, Corani, Chimboya y Paquaje, comunidades que poseen tierras agrícolas y pastos en el área de influencia del proyecto de uranio y litio Macusani de la Compañía, ubicado en la meseta Macusani (Puno).

“El Departamento de Puno y la región Macusani quieren y necesitan desarrollo industrial y social, y el proyecto Macusani jugará un papel muy importante en el futuro desarrollo de la región a medida que avanzamos hacia el establecimiento de la primera operación de uranio y litio en Perú. Comunidades por su continuo apoyo a nuestro proyecto y las excelentes relaciones que existen con la Compañía y nuestro fuerte equipo técnico y operativo local”, anotó Ted O’Connor.

La línea de base ambiental -propuesta e implementada por Asesores y Consultores Mineros S.A. (ACOMISA)- se presentó al Servicio Nacional de Certificación Ambiental (SENACE), entidad que aceptó y aprobó el diseño, el alcance y la metodología del estudio de base ambiental y ha reconocido la aceptación de las comunidades para este trabajo.

“A raíz de las aprobaciones de aceptación, la compañía ha movilizado a Acomisa para iniciar el monitoreo del estudio de línea de base y la recolección de muestras en el área de interés y proceder con los otros estudios técnicos, biológicos, hidrológicos, sociales, culturales y arqueológicos en la zona del proyecto que permitan proceder con el futuro estudio de EIA necesario para la producción futura”, detalló Ted O’Connor,

Datos técnicos

Plateau Uranium es una firma canadiense de exploración y desarrollo de uranio, enfocada en sus propiedades en la Meseta Macusani. La empresa controla todos los recursos de uranio conocidos en el Perú, los recursos de litio y concesiones minerales significativos y en crecimiento, que cubren más de 91,000 hectáreas.

Sobre la inversión proyectada –de acuerdo al MEM- es de US$ 300 millones.


Vea la revista completa AQUÍ

FacebookTwitterGoogle+