Renting en Minería: Eficiencia probada

renting-110

En minería, el renting de maquinarías y vehículos surgió por la necesidad de las empresas de rebajar costos y elevar los niveles de eficiencia de sus operaciones para enfrentar los requerimientos de un mercado cada vez más competitivo y exigente. En el Perú, este rubro nació hace unos 20 años, y desde entonces se ha expandido y diversificado impulsado por la ola de intensa modernización que experimento la actividad minera. Conozcamos aquí algunos de los productos que forman parte de ese nicho de mercado, y a las empresas que los proveen.

El renting es el resultado de la tendencia a la especialización de procesos que predomina hoy en todas las industrias; tendencia que, a la vez, es efecto directo de la exigencia por alcanzar niveles cada vez mayores de eficiencia para encarar con éxito las exigencias de la competitividad global.

Como actividad, parte de un principio básico: recurrir a un tercero para atender los requerimientos de la empresa que no son parte de su core business. En ese sentido, es una extensión de la llamada ‘tercerización’ para el caso de los servicios, solo que aplicada a equipos, maquinarias o vehículos, que es lo que aborda este informe.

En el mercado de empresas dedicadas a este rubro, a su vez, también se da el mismo esquema de especialización. Así, están las dedicadas al alquiler de un producto específico, sea maquinarias, equipos o vehículos; pero también las que cuentan con una cartera que comprende los tres productos.

Igualmente, para el caso de minería, hay en el mercado empresas especializadas en una actividad determinada: transporte, acarreo, movimiento de tierras, carga, construcción o energía, entre otras.

Todas ellas, sin embargo, están orientadas a cumplir un objetivo: liberar a sus clientes de la preocupación por atender requerimientos especializados, de forma que ellos se concentren en el núcleo de su negocio.

Para eso, ellas cuentan con ‘paquetes’ que se caracterizan por su flexibilidad para adaptarse a las necesidades de sus clientes. Así, pueden ofrecer solo los productos que ellos demandan, dejando su operación a cargo de la empresa contratante; ofrecer sus equipos y el personal para su operación; sumar a los anteriores el servicio de mantenimiento; o ‘empaquetar’ todos esos servicios en un solo contrato.

Presentamos a continuación algunas de las empresas que forman parte de este dinámico nicho especializado dedicado a la atención de la industria minera.


Vea la revista completa AQUÍ

FacebookTwitterGoogle+