Sector minero crecerá 8.5% el 2014 por puesta en marcha de proyecto Toromocho

Dada la ola de inversión minera actual, es previsible que uno de los sectores líderes en el crecimiento futuro de la economía peruana será la minería, que crecerá 8.5 por ciento en el 2014 gracias a la puesta en marcha del proyecto Toromocho, señaló el banco Scotiabank.

Esto marca una diferencia con años anteriores en que el Producto Bruto Interno (PBI) minero crecía poco, señaló el Departamento de Estudios Económicos del banco en el Reporte Especial Agosto 2013 Perú: Proyecciones Macroeconómicas 2013 – 2014.

El banco proyecta que Perú crecerá 5.7 por ciento en el 2013 y en el 2014, cifras que representan una reducción moderada de la proyección anterior de seis por ciento para el 2013 y de 6.3 por ciento para el 2014.

Explicó que la cifra del 2014 oculta un cambio en los motores de crecimiento del país, el cual tal vez sea más importante que la cifra en sí. El sector privado y, en particular, la inversión privada, van a desacelerar en el período 2013 – 2014, en especial respecto del 2010 – 2011.

Esto será compensado parcialmente por un incremento significativo en la producción de cobre y un mayor gasto público.

Indicó que en los últimos años ha visto niveles récord de inversión minera en proyectos de cobre, y varios proyectos van a culminar antes del 2017.

“En consecuencia, prevemos un fuerte incremento en la producción de cobre que agregará alrededor de medio punto porcentual al crecimiento en los próximos tres años. Por tanto, en el 2014, si se excluyera los 0.3 puntos porcentuales que agrega el cobre, Perú sólo crecería 5.4 por ciento”, agregó.

Comentó que el consumo privado se desacelerará, de 5.8 por ciento en el 2012, a 5.2 por ciento en el 2014, lo que está en línea con un crecimiento sólo moderado en el empleo, dada la desaceleración de la inversión.

Adicionalmente, el crédito de consumo está desacelerando por una serie de factores de mercado y de política monetaria.

También opinó que el aumento en los salarios públicos ayudará a dar algún soporte al consumo, considerando que los empleados públicos representan cerca del diez por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA).

“El balance, un crecimiento algo mayor a cinco por ciento, sigue siendo robusto. Más importante, sin embargo, es la desaceleración en la inversión privada. De crecer a tasas de doble dígito en los últimos años, esperamos un crecimiento menor a siete por ciento en el 2014″, señaló.

Precisó que, en parte, la desaceleración refleja la finalización del ciclo de inversión minera actual. El pico de esta ola de inversión minera será el 2013 y se contraerá paulatinamente en adelante.

La inversión en sectores que atienden a la demanda interna seguirá, aunque, hay ciertas señales de moderación desde retail a construcción.

“Sabemos que el gobierno tiene el propósito de promover la inversión a través de asociaciones público privadas (APP), pero no es claro si podrán acelerar los proyectos lo suficiente para tener un gran impacto en el 2014″, concluyó.

Fuente: Andina