Exploración minera y petrolera quedarían sin beneficios tributarios

MIGUELROMAN-03

ECONOMÍA. Los beneficios tributarios de los que goza la exploración minera y de hidrocarburos podrían comenzar su camino para ser eliminados.

La Comisión de Energía y Minas del Congreso, presidida por Miguel Román Valdivia, de Acción Popular, incluyó en su agenda de hoy el debate de la derogación de las leyes 27623, que dispone la devolución del Impuesto General a las Ventas (IGV) e Impuesto de Promoción Municipal a los titulares de la actividad minera durante la fase de exploración, así como también de la Ley 27624, que establece lo propio para hidrocarburos.

Esta iniciativa legislativa fue planteada por el congresista de Nuevo Perú Manuel Dammert y ya tiene un predictamen con opinión de aprobación positiva por parte de la mencionada comisión.

Uno de los argumentos, según el predictamen que recomienda la derogación de estos beneficios tributarios, en el caso de la exploración minera, si bien se reconoce una correlación directa con el dinamismo de la inversión de esta actividad, sostiene que las devoluciones de impuestos reducen los recursos del Estado para la ejecución de proyectos.

Es así que señala que entre los años 2005 y 2017 se registraron inversiones en actividades de exploración mineras por US$ 6,065 millones, así como devoluciones de IGV e IPM por dichas actividades de S/ 403 millones, observándose en dicho periodo una correlación directa entre la inversión en exploración minera y beneficio, sugiriendo un impacto positivo en la actividad.

“Sin embargo, con la devolución de S/ 403 millones que hasta el año 2017 se otorgó a las empresas mineras, el país ha dejado de invertir en obras de saneamiento básico, educación, salud, entre otras, que beneficiarían a la ciudadanía”, precisa.

En lo que respecta a la exploración de hidrocarburos , el predictamen sostiene que los beneficios tributarios no cumplieron con impulsar la inversión. Refiere que los pozos exploratorios perforados por contrato entre los años 2009 y 2018 ascienden a solo 68, teniendo para el noroeste 23 pozos explorados; en la selva fueron 29 pozos explorados y en el Zócalo fueron 16 los pozos explorados en el mencionado periodo.

“Las empresas petroleras no están desarrollando la exploración de los pozos sino más bien se están dedicando a la explotación de pozos de desarrollo y no se ha cumplido con el objetivo de la exoneración, que era el de promover la inversión exploratoria”, señala el documento.

(Foto Referencial)

FacebookTwitterGoogle+