Producción de zinc, estaño y hierro superó niveles prepandemia, aseguró Minem

El Ministerio de Energía y Minas (Minem) informó que, en el primer bimestre del 2021, la producción minera de zinc, estaño, hierro y molibdeno llegó a superar los niveles registrados en la etapa prepandemia del covid-19. El titular del Minem, Jaime Gálvez, señaló que “gracias al efecto de precios, las exportaciones mineras se recuperaron en seis de los ocho metales principales”.

“Además, ya estamos en niveles de producción superiores a los que se tuvo antes de la pandemia”, señaló el ministro del sector  en el evento “Beneficios y planes de inversiones en el sector minero” organizado por la Cámara de Comercio Peruano China (CAPECHI).

De acuerdo al Boletín Estadístico Minero (BEM) del Minem, en febrero el zinc registró un aumento de 15.2% en comparación al mismo mes del año pasado y de 9.6% frente al resultado de enero. Este resultado fue impulsado, principalmente, por el buen desempeño de la Compañía Minera Antamina S.A., de Nexa Resources Perú S.A.A. y de Empresa Minera Los Quenuales S.A.

La producción de hierro en el primer bimestre del año correspondió en un 97.9% a la operación de Shougang Hierro Perú S.A.A., mientras que el 2.1% provino de Minera
Shouxin Perú S.A., ambas mineras se ubican en la región Ica.

En febrero, la producción nacional de estaño registró un aumento interanual de 8.8%, debido al mejor desempeño de Minsur S.A., que es la única productora de ese metal en el país.

A enero del 2021, la minería mostró una recuperación en comparación a mayo, mes de mayor caída generada por la crisis sanitaria, ocasionada por el covid-19.

“La minería a tajo abierto se recuperó mejor que la minería subterránea en el caso peruano”, resaltó.

Potencial minero

En otro momento, destacó el enorme potencial minero del país con 19 millones 101,446 hectáreas concesionadas (casi el 15 % del territorio nacional).

Resaltó, asimismo, que en exploración, existen concesiones equivalentes a 0.22 % del territorio nacional y en explotación, concesiones equivalentes a 1.02 % del territorio nacional.

“Menos del 1.3 % del territorio nacional está en explotación y exploración activa”, acotó.

Con ello, Gálvez enfatizó que el Perú sigue siendo una plaza atractiva para las inversiones mineras, a pesar de la pandemia del covid-19. Sin embargo, consideró que el reto pendiente es fortalecer el trabajo social en las comunidades donde se realiza la minería y promover una mayor participación de pequeñas y medianas empresas en la cadena de valor de la actividad.

En esa línea, el ministro señaló que dos objetivos de su gestión son la inclusión de proyectos mineros que están en cartera, y la garantía de la continuidad de las operaciones y el acompañamiento de los proyectos en construcción de minas.

“La mejora de la gestión de la competitividad social y el impulso de los espacios de diálogo multiactor, que permita avanzar hacia una visión común para la minería, también constituyen otros objetivos”, añadió.

Finalmente, la remediación de pasivos ambientales mineros, así como la elaboración de la política nacional para la pequeña minería y minería artesanal, son otras dos importantes metas de la cartera.