- Advertisement -Expomina2022
HomeBRASILCesp inicia operación de primera planta termosolar en Brasil

Cesp inicia operación de primera planta termosolar en Brasil

La planta termosolar fue instalada en el complejo de energías alternativas de la hidroeléctrica Porto Primavera. Cesp viene avanzando con su propuesta de estudio e integración de nuevas tecnologías al portafolio.

Agencia Reuters.- Cesp puso en operación una planta piloto de generación termosolar, que utiliza el calor del sol para producir electricidad, avanzando con su propuesta de estudio e integración de nuevas tecnologías al portafolio.

Construida en el municipio de Rosana (SP), la planta tiene una capacidad de 0,5 megavatios (MW) y es la primera en Brasil en utilizar la fuente, también llamada heliotérmica o CSP, que tiene características diferentes a la solar fotovoltaica, que está muy difundida y aplicado en plantas pequeñas a grandes.

La energía solar termoeléctrica, una fuente con mayor desarrollo en países como Estados Unidos y China, utiliza un proceso similar al de las plantas termoeléctricas tradicionales. Pero en lugar de combustibles fósiles, utiliza el calor del sol para calentar un fluido que produce vapor y mueve turbinas para generar electricidad.

El sistema construido por Cesp -controlada por VTRM, empresa mixta entre Votorantim y Canada Pension Plan Investment Board- utiliza cilindros parabólicos, formados por paneles compuestos por espejos cóncavos que siguen la posición del sol.

El calor captado calienta un fluido que circula por unos tubos colocados en la línea de foco de estos canalones.

Según Luis Paschoalotto, gerente de Ingeniería de Operación y Mantenimiento de Cesp, la principal ventaja de la fuente heliotérmica en relación a otras fuentes renovables intermitentes es la posibilidad de almacenar calor para uso en momentos de mayor necesidad del sistema eléctrico.

“Cuando transformamos la luz solar en calor, en un fluido caliente, es relativamente sencillo almacenar esta energía. En nuestro caso lo almacenamos en un tanque de aceite caliente… las fuentes solares son susceptibles de variación, como entra la nube, sale la nube… como podemos almacenar calor, eso es una ventaja para mantener la producción de la planta”, explicó.

Los costes relacionados con el desarrollo de una planta termosolar son superiores a los de una planta fotovoltaica, pero la expectativa es que tiende a ganar competitividad con ganancias de escala.

Paschoalotto afirmó que la empresa ha mapeado dos aplicaciones para la tecnología: la generación centralizada de energía, principalmente en plantas de 30 a 50 MW, y el uso de calor en procesos industriales, como la cogeneración. En este último caso, las eventuales postulaciones aún se encuentran en la etapa de estudios académicos.

La planta de Cesp comenzó a desarrollarse en 2017 y recibió inversiones de 57 millones de reales, en el marco de un proyecto de investigación y desarrollo (I+D) de la Agencia Nacional de Energía Eléctrica. Eudora Energia, MRTS Consultoria y MFAP Consultoria son socios en el proyecto Instituto Lactec.

Nueva planta

La planta termosolar fue instalada en el complejo de energías alternativas de la hidroeléctrica Porto Primavera, una especie de laboratorio de la Cesp para “sentir” nuevas tecnologías, como el hidrógeno verde y los sistemas de almacenamiento de energía, dijo Paschoalotto.

“La empresa creó este laboratorio… para que en algún momento utilizara este know-how adquirido”.

Cesp está en proceso de fusión con la nueva generadora de energía de los accionistas controladores Votorantim y Canada Pension Plan Investment Board. El nuevo vehículo de inversiones en energía nacerá con una matriz diversificada de 3,3 GW combinando las centrales hidroeléctricas de Cesp y los parques eólicos de Votorantim Energia, además de una cartera de 1,9 GW en proyectos.

Termosolar en casa

En términos generales, la tecnología del proyecto Cesp es la misma utilizada en los calentadores solares de agua, equipos con amplia adopción en Brasil y que pueden ayudar a aliviar el sistema eléctrico en horas punta, según la Asociación Brasileña de Energía Solar Térmica (Abrasol).

Un relevamiento de la entidad apunta que el volumen de calentadores solares ya instalados en el país equivale a 13,5 gigavatios (GW), casi la misma potencia que la hidroeléctrica de Itaipu.

Recientemente, la entidad encargó al gobierno incluir la tecnología en los planes nacionales de expansión energética.

“Es una omisión inexplicable, ya que es una tecnología totalmente nacional, extremadamente eficiente y capaz de ayudar a Brasil a evitar apagones”, dijo Luiz Antônio dos Santos Pinto, presidente de Abrasol, en un comunicado.

- Advertisement - spot_img

Revista Digital

spot_img
Síguenos
166,024FansMe Gusta
13,200SeguidoresSíguenos
6,050SuscriptoresSuscríbete
Televisión
spot_img
Noticias Internacionales