- Advertisement -Expomina2022
HomeNoticiasEconomía y PolíticaFMI advierte que la alta inflación amenaza con una recesión

FMI advierte que la alta inflación amenaza con una recesión

También señaló que el crecimiento del PBI real mundial se desacelerará a 3,2% en 2022 desde un 3,6% pronosticado en abril.

Reuters.- El Fondo Monetario Internacional (FMI) recortó nuevamente las previsiones de crecimiento global el martes.

Advirtiendo que los riesgos a la baja de la alta inflación y la guerra de Ucrania se están materializando y podrían llevar a la economía mundial al borde de la recesión si no se controlan.

El crecimiento del PIB real mundial se desacelerará a 3,2% en 2022 desde un pronóstico de 3,6% emitido en abril, dijo el FMI en una actualización de su Perspectiva de la economía mundial.

Agregó que el PIB mundial en realidad se contrajo en el segundo trimestre debido a las recesiones en China y Rusia.

El Fondo recortó su pronóstico de crecimiento para 2023 a 2,9% desde la estimación de abril de 3,6%, citando el impacto de una política monetaria más estricta.

El crecimiento mundial había repuntado en 2021 al 6,1 % después de que la pandemia de COVID-19 aplastara la producción mundial en 2020 con una contracción del 3,1%.

“La perspectiva se ha oscurecido significativamente desde abril. El mundo pronto podría estar al borde de una recesión global, solo dos años después de la última”, dijo el economista jefe del FMI, Pierre-Olivier Gourinchas, en un comunicado.

Embargo de gas ruso

El Fondo dijo que sus últimas previsiones eran “extraordinariamente inciertas” y estaban sujetas a los riesgos a la baja de la guerra de Rusia en Ucrania que eleva los precios de la energía y los alimentos. Esto exacerbaría la inflación e incrustaría expectativas inflacionarias a más largo plazo que provocarían un mayor endurecimiento de la política monetaria.

Bajo un escenario alternativo “plausible” que incluye un corte total del suministro de gas ruso a Europa para fin de año y una caída adicional del 30% en las exportaciones de petróleo ruso, el FMI dijo que el crecimiento global se desaceleraría a 2.6% en 2022 y 2% en 2023, con un crecimiento prácticamente nulo en Europa y Estados Unidos el próximo año.

El crecimiento global ha caído por debajo del 2% solo cinco veces desde 1970, dijo el FMI, incluida la recesión de COVID-19 de 2020.

El FMI dijo que ahora espera que la tasa de inflación de 2022 en las economías avanzadas alcance el 6,6 %, frente al 5,7 % de las previsiones de abril, y agregó que se mantendría elevada durante más tiempo de lo previsto anteriormente. Ahora se espera que la inflación en los países de mercados emergentes y en desarrollo alcance el 9,5 % en 2022, frente al 8,7 % de abril.

“La inflación en los niveles actuales representa un riesgo claro para la estabilidad macroeconómica actual y futura y devolverla a los objetivos del banco central debería ser la máxima prioridad para los formuladores de políticas”, dijo Gourinchas.

El endurecimiento de la política monetaria “morderá” el próximo año, ralentizando el crecimiento y presionando a los países de mercados emergentes, pero retrasar este proceso “solo exacerbará las dificultades”, dijo, y agregó que los bancos centrales “deberían mantener el rumbo hasta que se controle la inflación”.

EE. UU. y China reducen

Para Estados Unidos, el FMI confirmó sus pronósticos del 12 de julio de un crecimiento del 2,3 % en 2022 y un anémico 1,0 % para 2023, que había recortado dos veces desde abril debido a la desaceleración de la demanda.

El Fondo recortó drásticamente el pronóstico de crecimiento del PIB de China para 2022 a 3,3% desde 4,4% en abril, citando brotes de COVID-19 y bloqueos generalizados en las principales ciudades que han reducido la producción y empeorado las interrupciones de la cadena de suministro global.

El FMI también dijo que el empeoramiento de la crisis en el sector inmobiliario de China estaba arrastrando las ventas y la inversión en bienes raíces. Dijo que el apoyo fiscal adicional de Beijing podría mejorar la perspectiva de crecimiento, pero una desaceleración sostenida en China impulsada por brotes de virus y bloqueos a mayor escala tendría fuertes efectos secundarios.

El FMI recortó su perspectiva de crecimiento de la eurozona para 2022 a 2,6% desde 2,8% en abril, lo que refleja los efectos de contagio inflacionarios de la guerra en Ucrania. Pero las previsiones se redujeron más profundamente para algunos países más expuestos a la guerra, incluida Alemania, cuya perspectiva de crecimiento para 2022 se redujo al 1,2% desde el 2,1% de abril.

Mientras tanto, Italia vio una mejora en su perspectiva de crecimiento para 2022 debido a mejores perspectivas para el turismo y la actividad industrial. Pero el FMI dijo la semana pasada que Italia podría sufrir una profunda recesión bajo el embargo de gas ruso.

Se espera que la economía de Rusia se contraiga un 6,0% en 2022 debido al endurecimiento de las sanciones financieras y energéticas occidentales, y disminuya un 3,5% más en 2023, dijo el FMI. Estimó que la economía de Ucrania se reducirá en un 45% debido a la guerra, pero la estimación viene con una incertidumbre extrema.

- Advertisement - spot_img

Revista Digital

spot_img
Síguenos
166,024FansMe Gusta
13,200SeguidoresSíguenos
6,050SuscriptoresSuscríbete
Televisión
spot_img
Noticias Internacionales