- Advertisement -Expomina2022
HomeRevistaInformesJuniors: Se busca financiamiento urgente

Juniors: Se busca financiamiento urgente

En minería, las juniors cumplen el mismo rol trascendentalque en el ámbito de la infraestructura vial desempeñan los exploradores de avanzada que abren trocha y trazan la línea inicial por donde pasará la gran carretera. O, mejor dicho, lo hacían hasta hace poco. Y es que siendo actividad de inversión de ‘alto riesgo’, fueron las primeras víctimas de la crisis financiera mundial y del adverso escenario de precios internacionales de los metales. Y sin dinero, enfrentan hoy un escenario crítico. ¿Cuáles son sus perspectivas? Aquí algunas respuestas.

En un contexto similar al del año pasado, en materia de crecimiento mundial, con un Estados Unidos creciendo alrededor de 2.5%; China alcanzando niveles del 6%, y Europa con un crecimiento entre 1.8% y 2%, encontrar proyectos de exploración en minería resulta una tarea cada vez más complicada.

Así, según palabras de Philip Hopwood, Líder Global de Minería en Deloitte, en la actualidad estamos en un contexto donde la cantidad de minas que se encuentran operativas tienen muchos años de existencia.

“Hemos analizado a las diez empresas mineras más grandes y nos hemos percatado que todas ellas son minas con una antigüedad importante. Entonces, vivimos en un mundo donde las minas ancianas están en pleno decline y por consiguiente tienen menor extracción y producción”, precisa el Líder de Deloitte.

Y esta realidad no es ajena al Perú, en donde si bien es cierto que han empezado operaciones proyectos como Toromocho (Junín), constancia (Cusco), Inmaculada (Ayacucho) y Anama (Apurímac), también hay mucho otros que cuentan con un tiempo de vida muy extenso – sin que ello signifique restarles importancia o que no aporten mucho a la economía nacional.

Por ello, un aspecto clave para continuar con más proyectos y seguir por la senda del crecimiento son las exploraciones que se deben realizar en diversas zonas del país, donde se pueda hallar mineral.

“El Perú está bendecido en el área hidrológica, cuenta con una geología muy rica, entre otras ventajas para el desarrollo de inversiones. Una de las preguntas que yo me plantearía como gobierno, es saber cuánto queda por explorar, ya que en el Perú hay mucho a disposición”, explica Philip Hopwood.

Por su parte, Beatriz Quispe, Socia de Minería de Deloitte Perú, menciona para Rumbo Minero que se podría crear un mapa geológico del país y permitirles el acceso a dichas zonas a las jóvenes mineras, además de alentar a las mineras junior con mejores permisos y estabilidad.

“En el Perú hay mucho territorio sin explorar. Entonces lo primero es regularizar toda la parte geológica para alentar a las mineras para que empiecen a explorar”, refiere Quispe.

PAPEL DEL GOBIERNO

Dentro del contexto que se tiene y por la forma como viene comportándose el mercado a nivel mundial, China principalmente, desde Deloitte identificaron las tendencias de este sector para el 2016, donde se ve que antes los titulares mineros estaban más preocupados por la producción, el volumen y la generación, y hoy en día la tendencia se va hacia mejorar los costos y tener mayor innovación.

Con ello, el gobierno juega un papel fundamental, pues debe tener la tarea de mejorar las condiciones para todos los actores, entre los que figuran las empresas mineras, para que exista el interés por invertir en exploraciones.

Así, en un contexto de complicados precios y prácticamente nula inversión en exploración, buscar atraer las inversiones con un marco legal estable significa darle mayor importancia al sector.

“Un marco legal estable es una forma de atraer las inversiones de las jóvenes mineras, lo que no significa necesariamente una reducción de los impuestos, pero sí contar con un régimen estable, además de un estado de derecho y de respeto”, menciona para Rumbo Minero, Philip Hopwood.

En una línea parecida, Beatriz Quispe, explicó que cuando desde la firma conversan con inversionistas, lo común es encontrar que el nerviosismo está en el país (a nivel interno), por lo que crear una estabilidad en el país hacia futuro permitirá atraer a los inversionistas.

Otra postura es la del gerente de Estudios Económicos del BBVA, quien menciona que el no desarrollo de proyectos mineros en el país es por una consecuencia natural de la decisión de las grandes compañías de no invertir, debido al contexto de precios de metales más bajos

“El impacto económico de la actividad minera todavía es importante para el PBI peruano.  Sin embargo, en el horizonte no vemos con claridad más grandes proyectos de inversión minera, solo vemos algunas posibilidades más allá de Cerro Verde y Las Bambas, como por ejemplo Quellaveco, Galeno, Tía María, Cerro Quilish, y algunos otros”, expresa Hugo Perea Flores.

Respecto a la cantidad de proyectos que se tienen en el Perú, cabe decir que recientemente se ha incrementado a los 50, tres más que los 47 registrados en octubre del año pasado, pues se han agregado los planes de Ariana (Junín), Macusani (Puno) y la ampliación Lagunas Norte (La Libertad), con lo que la cartera estimada de inversión aumentó a 58,346 millones de dólares.

En la cartera se incluyen 26 proyectos en etapa de exploración avanzada y siete ampliaciones de unidades mineras, así como 14 planes con Estudio de Impacto Ambiental (EIA) aprobado y tres con EIA en evaluación.

EXPLORACIONES

Durante los últimos años el papel que vienen jugando las mineras junior no es el esperado por el sector, ello debido a que no se tienen las condiciones (por la volatilidad de los precios) para que realicen sus planes de exploración.

Un claro ejemplo de ello es que a nivel mundial se ha invertido en el 2015 el 40% de llo invertido durante el 2012. Así, según diversos especialistas, como Víctor Albuquerque, jefe de análisis sectorial de Apoyo Consultoría, estiman que las inversiones mineras en el país caerían considerablemente a partir del 2016 debido a la reducción de proyectos mineros de exploración.

De esa forma, para el especialista, si los proyectos de exploración se siguen reduciendo, no habría estudios de factibilidad y las minas no podrían entrar en producción, por lo que se estancaría el sector minero que en años anteriores las inversiones fluctuaban los 5 mil millones de dólares anuales.

“Este año vamos a ver flujos de inversión de alrededor de 3,800 millones de dólares y el 2016 de 1,600 millones de dólares en ese tipo de inversión, de nuevos proyectos, pero desafortunadamente a partir del 2017 y 2018 los niveles de inversión se desploman”, precisa Albuquerque.

Cabe mencionar que en los dos últimos años los proyectos exploratorios se redujeron a la mitad en todo el mundo, mientras en el Perú en el 2014 se redujeron 11% y se calcula que este año experimenten otra caída entre 5 y 7%.

(El informe completo la encuentra en la edición impresa y virtual de su revista RUMBO MINERO Nº 94)

- Advertisement - spot_img

Revista Digital

spot_img
Síguenos
166,024FansMe Gusta
13,200SeguidoresSíguenos
6,050SuscriptoresSuscríbete
Televisión
spot_img
Noticias Internacionales