- Advertisement -Expomina2022
HomeRevistaInformesLOGÍSTICA MINERA: INTEGRACIÓN Y EFICIENCIA

LOGÍSTICA MINERA: INTEGRACIÓN Y EFICIENCIA

Por: Bryan Quinde

Desde hace por lo menos tres décadas, la intervención de la logística en la actividad minera viene jugando un rol determinante en el abastecimiento eficiente de bienes y servicios para asegurar la continuidad de las operaciones, anticipándose de esta manera a los cambios y tendencias que pueda sufrir el mercado.

Su relevancia, sin embargo, es fundamental y dominante en la actual coyuntura del sector  –de reducción en los precios de los minerales, luego de alcanzar cifras muy altas–que impone a las empresas mineras la presión de reducir sus costos para adaptarse a los nuevos parámetros del mercado.

En ese sentido, la logística hace posible dar el primer paso en pos de ese objetivo: reducir los costos de los suministros.

“Ello conlleva a conversar con toda la cadena de suministro de cada mina para hacer entender la situación en la que vivimos y que se requiere de la participación activa de los proveedores, la empresa minera y el Estado para que los costos bajen y no se pierda competitividad internacional”, señala Enrique Alania, Gerente de Logística de Antamina.

Pero ese no es el único ámbito de aporte. Y es que, como afirma José Luis Crespo, Gerente de Pan American Silver, al ser la logística la actividad con mayor influencia en la relación de las empresas tanto con los mercados externos como con sus propios clientes internos, lidera los conceptos de reducción de precios, negociación, racionalización y optimización de recursos.

Así, en un mundo donde hay cada vez más exigencias de mayor calidad y menores costos en los procesos, la industria minera se ve obligada a perfeccionar sus operaciones a través de una óptima gestión logística.

En un inicio, tal requerimiento fue asumido internamente, creándose áreas y equipos logísticos dedicados a esta tarea, o multiplicando y sistematizando el trabajo de los existentes. En años recientes, sin embargo, este esfuerzo ha sido complementado a través de la contratación de los servicios de consultoras o empresas especializadas,  como Pragmaxión o Real Time Management, las que se han convertido en aliadas clave para el logro de los objetivos en este ámbito.

Asimismo, para el titular de Pragmaxion hay un objetivo a generarse con la logística: crear un valor tanto para la empresa minera, como para los proveedores y las comunidades (valor compartido).

“Este aspecto es importante ya que, si nos ponemos a revisar, nos daremos cuenta que cerca de dos tercios de las personas que laboran en una operación minera pertenecen a contratistas o proveedores”, señala Quijandria.

Ese dato confirma el rol determinante que tienen las empresas proveedoras en la cadena de gestión logística e incluso más allá de su ámbito de operación, ya que no solo se desarrollan localmente, sino que son capaces de generar innovación, capacidad de exportación y, por consiguiente, contribuir al crecimiento de sus comunidades.

No obstante, como sostiene Hugo Alegre, Director de Real Time Management, se requiere que los proveedores estén preparados para aprovechar óptimamente esas potencialidades. “Los proveedores deben ser proactivos para poder tomar la iniciativa y estar un paso adelante frente a otras empresas de su mismo rubro”, explica.

Y tener claro que su mercado no es solo aquel en el que se mueven. “En el Perú cometemos el error de contentarnos con mirar cómo nos va a nivel latinoamericano, en lugar de visualizarnos en el anillo de Asia-Pacífico”, agrega Hugo Alegre.

LOGÍSTICA: MÁS QUE COMPRAS

De alguna forma, es posible decir que la logística es universal y que sus métodos son comunes manteniendo los marcos de referencia, como son situación, estacionalidad, localidad entre otros.

Por lo tanto, es importante hablar de niveles de desarrollo en logística. En Chile, por ejemplo, el desarrollo de los clusters mineros en las zonas de operación le proporcionó un gran avance y un nivel superior a su logística.

En el caso del Perú, sin embargo, existe una variable que de por sí complica los procesos de operación más básicos de las empresas mineras. Este es el geográfico: la mayoría de las minas del país se encuentran es zonas de difícil acceso, situación distinta a la de otros países. La solución a este escollo: demandar la colaboración de empresas de diversa índole que les ayuden a soportar el peso de la continuidad de la operación.

En su rol base, la gestión logística implica la compra de bienes y servicios, los cuales deben de ser trasladados con seguridad y mediante el uso de controles. Esos bienes deben ser trasladados, almacenados y recibidos por alguien. Todo ello implica  una cadena de integración de diversos proveedores en la gestión logística.

“Desde la gerencia debemos actuar como un facilitador del proceso, proporcionando la visión y la gestión adecuada que permita la obtención de los recursos necesarios, así como la administración de los mismos.”, sostiene Jose Luis Crespo.

“Los ‘logísticos’ son quienes ejecutan las tareas, proporcionando la retroalimentación adecuada que  permita la adecuación de los procedimientos a las necesidades en determinadas coyunturas, pero somos los gerentes quienes ejercemos el control para el cumplimiento de los procedimientos y las políticas establecidas por la empresa”, acota.

En otro aspecto, desarrollar cadenas de abastecimiento eficientes en el país siempre ha sido un reto para todo logístico, ya que la falta de infraestructura representa el principal problema. La carencia de servicios básicos, así como rutas adecuadas hacia  las zonas de operación, es altamente perjudicial para una gestión correcta; además de representar costos adicionales, lo cual muchas veces, lamentablemente, no hace económicamente viable una operación o proyecto.

(El informe completo se encuentra en la edición impresa y virtual de su revista RUMBO MINERO Nº 85)

- Advertisement - spot_img

Revista Digital

spot_img
Síguenos
166,024FansMe Gusta
13,200SeguidoresSíguenos
6,050SuscriptoresSuscríbete
Televisión
spot_img
Noticias Internacionales