Tecnologías y Equipos para Chancado y Molienda: Maximizando la producción en planta

informe_chancado

El chancado y la molienda comparten el mismo objetivo: reducir el tamaño de las piezas de material extraídos de la mina. En ese sentido, conocer a los equipos que hacer este trabajo y las mejoras tecnológicas que surgen para ellos es primordial para el desarrollo de proyectos mineros. A continuación revisemos las principales empresas que dedican esfuerzos para este propósito.

En el esquema general del proceso minero, el mineral derivado de la explotación –sea a tajo abierto o subterránea- y el de antiguos vertederos integrados en programas de aprovechamiento, deben ligeramente prepararse en una planta de trituración o chancado, para conseguir una granulometría controlada que permita asegurar un buen coeficiente de permeabilidad de la solución.

El chancado se realiza en dos grandes etapas, que requieren de equipos específicos para lograr la granulometría adecuada: la trituración o chancado primario y la trituración o chancado fino (que a su vez comprende las etapas de chancado secundario, terciario y cuaternario).

“Las chancadoras, dependiendo del tamaño de reducción, se pueden clasificar en etapa primaria (mineral grueso desde la mina), secundaria, terciaria y cuaternaria (partículas finas); mientras que dependiendo del tipo de mecanismo de reducción se pueden clasificar en giratorios, de mandíbula, de cono, de impacto o de rodillos”, explica Raúl Noriega, Capital Equipment Sales Manager, Sales de Metso.

Cabe mencionar que la selección del tipo y tamaño del equipo chancador para cada etapa se determina según los factores de volumen de material o tonelaje a triturar; tamaño de alimentación; tamaño del producto de salida. Asimismo, se debe tener en cuenta la dureza de la roca matriz, ya que la proporción de mineral suele ser pequeña; la tenacidad; y la abrasividad.

Antes de que el material se lleve al chancado, se recomienda realizar el cribado, que consiste en seleccionar el tamaño previo, segmentando en diferentes granulometrías. Las ventajas son el aumento de la capacidad del equipo, el evitar las dificultades que provocan los finos en las cámaras trituradoras (atascos), y la reducción del consumo de energía.

Por su parte, la molienda húmeda tiene un gasto energético mayor que la trituración seca, y por tanto un costo más alto. De esta forma, el tamaño final de las partículas se limitará por la operatividad en seco. Considerando el menor costo de la trituración seca, se puede llegar a productos de tamaños límites inferiores a seis milímetros (mm) -entre tres y cuatro mm- el equivalente a la trituración o chancado cuaternario.

Seguidamente presentamos a las más importantes empresas que ofrecen estos equipos para el sector minero peruano. Cabe precisar que la presentación de las compañías se realiza por orden alfabético.

Sabías que:

Los molinos se pueden dividir en SAG, bolas y barras dependiendo del medio de molienda que utiliza.

AMINPRO

Empresa privada de servicios metalúrgicos que ofrece servicios de ingeniería, modelamiento, simulación y optimización de plantas concentradoras y tratamientos de relaves. Así, la firma se orienta a la investigación y a lograr hacer más eficientes los procesos mineros a través del desarrollo de tecnologías.

“Como servicio, nosotros aseguramos que las muestras dentro del laboratorio sean preparadas asegurando la representatividad bajo la malla establecida. Para ello es importante el chancado controlado, el uso de tamizadores, el ajuste (o seteado) gradualmente y los controles granulométricos para asegurar el P80 requerido”, señala Luis Miguel Panduro, Gerente General de Aminpro Perú.


Vea la revista completa AQUÍ

FacebookTwitterGoogle+