- Advertisement -Expomina2022
HomeNoticiasMineríaBear Creek Mining: “Nuestra prioridad en Perú es Corani”

Bear Creek Mining: “Nuestra prioridad en Perú es Corani”

Debido a las diversas trabas que se han puesto para la viabilidad del proyecto minero Santa Ana de la empresa Bear Creek Mining, ésta tiene muy claro cuál su objetivo principal en Perú.

“El proyecto Corani cuenta con el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) aprobado desde el año pasado, estamos ahora en la búsqueda de los permisos para empezar la construcción de la mina, si los temas burocráticos no demoran más. Esa es nuestra prioridad para este año, pues se ha convertido en un elemento clave para la empresa”, aseguró el gerente de asuntos corporativos de Bear Creek Mining, Andrés Franco Longhi, en exclusiva a Eva Cruz, periodista de RUMBO MINERO.

El proyecto Corani, que se ubica en la provincia de Carabaya (Puno), ha significado una inversión de US$ 575 millones, para extraer unos 13 millones de onzas de plata anuales en sus primeros cinco años de producción, desempeño que permitiría al Perú convertirse en el primer productor mundial de este mineral.

La mina Corani trabajará a tajo abierto, en una extensión de 500 hectáreas, y con concentrados de plomo, plata y zinc.

Respecto a la situación del proyecto Santa Ana, ubicado en el distrito de Huacullani de la provincia puneña de Chucuito, la minera Bear Creek aseguró, mediante su vocero oficial, que mantiene un clima de optimismo respecto al diálogo con las comunidades campesinas.

“Estamos cerca de una etapa de actividad política y decisiones. Estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo para que se resuelva todo en el menor tiempo. Básicamente cuando conversamos con los lugareños nos indican que están postergados hace mucho tiempo y quieren estar a la par de otros pueblos ya desarrollados. Estamos atendiendo sus reclamos para llegar a buenos entendimientos para evitar la violencia o la generación de algún conflicto social”, señalóAndrés Franco Longhi a RUMBO MINERO.

El depósito Santa Ana produciría unos cinco millones de onzas de plata anual y alberga reservas por 63.2 millones de onzas. Antes de la cancelación de la concesión, Bear Creek había previsto invertir US$ 71 millones para el desarrollo de este proyecto.

Mientras la empresa continúa negociando con el gobierno peruano cuál será el destino final que dé respuesta a la viabilidad de Santa Ana, Bear Creek Mining tiene en cartera otros proyectos en Áncash, Apurímac, Moquegua, y otras regiones del país donde vienen haciendo prospecciones a fin de encontrar nuevas oportunidades de inversión.

Gracias a sus constantes labores de responsabilidad social, Bear Creek Mining tiene gran aceptación entre las comunidades campesinas aledañas al proyecto. Así, una de sus recientes acciones de apoyo es la capacitación técnica que brindó a jóvenes de la zona para elaborar el libro “Estudios Línea de Base. Comunidades campesinas de Chacaconiza y Quelcaya”, que se presentó ayer en las instalaciones del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú.

“Nos sentimos orgullosos de que jóvenes estudiantes de la zona hayan elaborado su propio estudio para evaluar la problemática de su localidad y propongan soluciones. Bear Creek los ha apoyado dándoles una base técnica y ahora buscamos trabajar en equipo conjuntamente con el Gobierno Regional de Puno y las comunidades campesinas involucradas para hacer sinergias y empezar a resolver lo más urgente”, manifestó Franco.

 

Rumbo Minero

- Advertisement - spot_img

Revista Digital

spot_img
Síguenos
166,024FansMe Gusta
13,200SeguidoresSíguenos
6,050SuscriptoresSuscríbete
Televisión
spot_img
Síguenos
166,024FansMe Gusta
13,200SeguidoresSíguenos
6,050SuscriptoresSuscríbete
Síguenos
166,024FansMe Gusta
13,200SeguidoresSíguenos
6,050SuscriptoresSuscríbete
Noticias Internacionales