Cerro Corona: Una mina más allá del 2030

Cerro-Corona-114

La operación minera de cobre y oro festeja su décimo aniversario en medio de planes para prolongar su existencia al año 2030 y próximamente al 2040. RUMBO MINERO tuvo la oportunidad de visitar las instalaciones de esta importante unidad minera; así como conocer las labores sociales que está realizando la empresa.

Gold Fields Limited, operador minero de clase mundial, concentra siete minas auríferas en Australia, Ghana, Perú y Sudáfrica, cuyos volúmenes de producción anual ascienden a 2.2 millones de onzas de oro, aproximadamente.

Sus reservas y recursos de oro se fundamentan en 49 millones y 104 millones de onzas, respectivamente; mientras que las reservas y recursos de cobre totalizan 764 millones y 4,881 millones de libras, correspondientemente.

Específicamente en Perú, Gold Fields Limited controla la mina Cerro Corona, situada en la comunidad campesina El Tingo, en el distrito y provincia Hualgayoc, en Cajamarca.

La producción de Cerro Corona se basa en los concentrados de cobre con alta ley de oro, para cuya obtención se aplican métodos de explotación a tajo abierto y tratamiento de minerales de sulfuros.

Cabe recordar que, en 2017, en esta unidad minera la producción de cobre y oro alcanzó 31.4 mil toneladas de cobre (2.5% menos en relación a la del 2016) y 5.16 millones de onzas de oro, nivel superior en 5.1% a la producción del año anterior.

Todo este cargamento se traslada hacia los principales puertos del Perú y luego -por vía marítima- se deriva hacia las fundiciones de Asia y Europa.

De este modo, Gold Fields Limited ratifica siempre su compromiso con la optimización de sus procesos mineros, las mejores prácticas socio-ambientales y un crecimiento rentable y sostenible para las áreas de influencia de Cerro Corona. Ese es el caso de los 70 proyectos de desarrollo económico para los habitantes de las zonas de influencia, cuya ejecución requirió una inversión de S/ 160 millones.

Asimismo, en agosto del 2018, Cerro Corona recibió la certificación internacional ISO 50001 debido a las reducciones del consumo energético y emisión de carbono; convirtiéndose en la primera operación de Gold Fields.

OPERACIONES

El proceso de desarrollo de la mina Cerro Corona comprende la perforación del macizo rocoso, a través de perforadoras con diámetros de 7 a 7/8 y con una profundidad de 10 a 11 metros, según explica Rafael Guerrero, supervisor de Perforación y Voladuras de Gold Fields.

Seguidamente, la voladura en el tajo utiliza explosivos con emulsión gasificable que, al ser ecoamigables, no generan gases nitrosos ni consumen combustible, evitando las emisiones de monóxido de carbono al aire.

“Además, en Cerro Corona utilizamos al 100% detonadores electrónicos de última tecnología para que la voladura sea muy eficiente en fragmentación y parámetros de vibración”, sustenta el supervisor Rafael Guerrero.


Vea la revista completa AQUÍ

FacebookTwitterGoogle+