- Advertisement -Expomina2022
HomeNoticiasEconomía y PolíticaNobel de Economía: Reducción de brechas de últimos 20 años es buena...

Nobel de Economía: Reducción de brechas de últimos 20 años es buena “en términos de crecimiento inclusivo”

Indicó, asimismo, que las proyecciones para el 2022 son respetables, pues hay “una recuperación bastante rápida” en la economía peruana.

El Premio Nobel de Economía 2001, Michael Spence, consideró que las proyecciones de recuperación económica para el Perú son óptimas, tras la caída de 11,1% durante el primer año de pandemia.

“La tendencia decreciente tal vez podría haber estado más plana – en comparación a la contracción agudizada en Perú respecto a otros países vecinos – pero vemos que el crecimiento proyecto para el próximo año es bastante respetable (sic) 5 a 6% en vista de la situación en la que estamos. Es una recuperación bastante rápida”, resaltó.

Durante su participación en el marco del XXXII Seminario Anual de Investigación 2021 organizado por el Consorcio de Investigación Económica y Social (CIES), Spence recordó que, según el Monitor Empresarial Global (GEM, por sus siglas en inglés), el Perú mantiene su buena reputación como uno de los países más emprendedores del mundo, ubicándose en la casilla nueve entre 60 economías.

Crecimiento inclusivo

El Novel recalcó que en cuanto a distribución de riqueza – el índice GINI – la brecha se ha ido reduciendo en los últimos 20 años “lo cual es bueno en términos de crecimiento inclusivo”.

“No es que no existan (polarización social y problemas de gobernanza) pero la tendencia parece ser la dirección correcta”, aseveró.

En ese sentido, sostuvo que sí es posible lograr un crecimiento más inclusivo y equitativo, aunque no se trate de una tarea sencilla, políticamente hablando.

“Hay intereses que se ponen en esa dirección, pero considero que sí es posible lograr que todos se beneficien del desarrollo económico. Contamos con herramientas bastante fuertes para lograr patrones de crecimiento mucho más inclusivos, particularmente para atender a los segmentos de la población con bajo acceso a servicios, a quienes reciben menos servicios y que, por lo tanto, aún no pueden hacer una contribución valiosa a la sociedad”, dijo.

El especialista aseveró que la pandemia creó un efecto adverso en términos de distribución que afectó a las personas de bajos ingresos, quienes son los que han estado más expuestos a sus consecuencias.

Así, “el sector público es el empleador de último recurso, no será un patrón exitoso, pero es necesario entender que el Estado debe cumplir un papel complementario con el sector privado en esta labor”.

“No solamente debemos conocer al Estado en temas como regulación y política macroeconómica, hay que verlo también como inversionista, es decir, como inversionista en segmentos de gran escala a los que el sector privado no puede atender. El equilibrio debe ir por esa dirección”, señaló.

- Advertisement - spot_img

Revista Digital

spot_img
Síguenos
Televisión
spot_img
Síguenos
Síguenos
Noticias Internacionales