En la industria minera, el Internet de las Cosas jugará importante papel de liderazgo para ayudar con el monitoreo ambiental

MQSL4DBYW1IBXST3UVUV

El llamado Internet de las Cosas (IoT, Internet of Things) tiene el potencial de reducir sustancialmente el impacto de las operaciones mineras en el medio ambiente, según resultados de reciente estudio realizado por Inmarsat (ISAT.L), que señala que el monitoreo ambiental es el principal aspecto impulsor del IoT dentro del sector. La investigación realizada por la compañía global de comunicación satelital móvil, sugiere que el IoT posibilitará a las empresas del sector minero a monitorear sus activos con mayor precisión y por lo tanto reaccionar con más rapidez ante problemas potenciales, y así, reducir el daño ambiental.

El pasado mes de mayo, Vanson Bourne, firma especializada en investigación de mercados, entrevistó a personas en 100 de las principales compañías mineras del mundo, como parte de su reporte acerca del futuro del Internet de las cosas en el entorno empresarial – ‘The Future of IoT in Enterprise – 2017’ – y determinó que 47 por ciento de las organizaciones identifican al monitoreo de los cambios ambientales como la principal prioridad en sus despliegues del IoT. También, 57% de los encuestados dentro del sector minero reportan que la innovación más emocionante que el IoT le brindará al mundo es un mejor monitoreo ambiental.

En este sentido, Joe Carr, director de minería en Inmarsat Enterprise dijo, “optimizar el monitoreo del medio ambiente es un área donde los operadores de minas ven claramente el valor real del IoT. La estricta normatividad gubernamental ejerce cada vez más presión en la industria, con particular enfoque en el impacto ambiental de la actividad minera, motivo por el cual los operadores deben adoptar tecnologías innovadoras para cumplir y seguir operando de manera eficiente y sostenible”.

Las compañías mineras asumen el deber de diligencia durante toda la vida útil de una mina para garantizar que minimizan su impacto en el medio ambiente y rehabilitan la tierra a su estado natural. Cuando esto se hace mediante de procesos operados manualmente, aparte de caro, se puede prestar a errores, debido a la recopilación y el análisis subóptimo de datos.

Actualmente, Inmarsat está colaborando con varios operadores mineros para lograr sus metas de responsabilidad social empresarial y cumplir con la normatividad gubernamental mediante el despliegue de soluciones de monitoreo innovadoras conformadas por redes de sensores y dispositivos conectados.

Estas redes digitales son capaces de aportar información e inteligencia precisa y en tiempo real acerca de una diversidad de puntos de datos a una plataforma en nube para su respectivo análisis. Por ejemplo, una red de sensores a lo largo de una presa de desechos puede ir juntando datos constantemente sobre los niveles y la integridad de la presa, de tal forma que se elimina el gasto de tener que enviar a un miembro del personal a recabar un cierto punto de datos en particular, como también la posibilidad de error humano, a la vez que permite al personal reaccionar de inmediato en caso de que las lecturas superen los niveles mínimos o máximos de seguridad.

Joe Carr concluyó, “la conectividad es fundamental para el despliegue exitoso del IoT. Muchas minas se encuentran ubicadas en localidades remotas, y esto implica que a menudo, son lugares donde las redes terrestres o celulares no están disponibles. La comunicación satelital no solamente aporta mejor cobertura y redes de comunicación más confiables cruciales en caso de condiciones meteorológicas extremas o en casos de emergencia – sino que también pueden aportar conectividad en minas profundas a cielo abierto e incluso subterráneas utilizando repetidores. Los servicios en la banda L de Inmarsat están posibilitando el uso de soluciones de IoT en minas de todo el mundo hasta con un 99.9% de funcionamiento, incluso en los entornos más remotos y hostiles”.

Para consultar el micro sitio y descargar el informe completo, ‘The Future of IoT in Enterprise – 2017’ – entre a la página http://research.inmarsat.com/

FacebookTwitterGoogle+