- Advertisement -Expomina2022
HomeRevistaEntrevistas“La corrupción no solo nos está robando dinero, sino el futuro”

“La corrupción no solo nos está robando dinero, sino el futuro”

El país se encuentra actualmente sumido en una crisis política y económica, agravada desde hace dos meses por las consecuencias mundiales que ha generado la invasión rusa a Ucrania. Al cierre de esta edición y a días de cumplirse el primer año de gestión del Gobierno de Pedro Castillo, Óscar Caipo, Presidente de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep), que congrega la representación de toda la actividad empresarial del Perú, hace un balance de la complicada situación por la que atraviesa el país y el sector minero, reseña las principales causas que la han provocado, señala responsables y enumera detalladamente las tareas urgentes que se deben emprender para resolverla.

¿Cuál es su balance de la situación económica en que se encuentra el país al cabo de un año de gestión de Gobierno del señor Castillo?

A punto de cumplirse el primer año de gestión del Gobierno actual, es evidente que estamos perdiendo el paso como país porque en el 2020 fuimos una de las economías más golpeadas por la pandemia, al punto que decrecimos 11 % en el PBI. En el 2021, en cambio, tuvimos un crecimiento cuantitativo importante del PBI y logramos recuperar poco más del 13 % de esa caída, aunque todos sabemos que fue un ‘rebote’ respecto al 2020.

Sin embargo, como anticipábamos, este 2022, que era la verdadera medida para ver cómo estábamos yendo económica mente, el crecimiento se ha ido proyectando a la baja. Y de un crecimiento inicialmente esperado de alrededor del 4 %, ahora estamos proyectando un crecimiento más cercano al 3 %.

Que, en términos reales, según los analistas, va a ser incluso menor…

Sí, porque si a esa proyección le descontamos el aporte del sector exportador, que se prevé que crecerá alrededor del7 %, el crecimiento de la economía interna va a estar bordeando solo el 2 %.

Con las graves consecuencias que eso tendrá para todos…

En efecto, porque eso es claramente insuficiente tanto para poder salir del retroceso económico que nos generó la pandemia -lo que está afectando a millones de personas que han retrocedido a niveles de pobreza- como también para recuperar el empleo. Y no en términos cuantitativos, porque el empleo en general ya recuperó los niveles pre pandemia; sino en términos cualitativos, es decir, tener empleo de calidad.

Y es que, otras dos consecuencias importantes de ese retroceso es que los niveles de informalidad han aumentado en alrededor de 4 puntos porcentuales, hasta el 77 %, y se ha registrado también una precarización del empleo, en tanto el subempleo ha aumentado. Al respecto,

se calcula que, como consecuencia de la pandemia, hoy tenemos alrededor de 600 mil empleos precarizados y un nivel de ingreso que se encuentra todavía 6 % por debajo del ingreso medio que teníamos en la etapa prepandemia.

Estamos, entonces, en una situación muy complicada; que es crítica si consideramos los efectos que está teniendo la inflación tanto sobre los ingresos, como en los precios de la canasta básica alimentaria del quintil más vulnerable de nuestra población.

Y es que, según estimados, la inflación actual, aunque es el resultado de un impacto internacional, ha reducido los ingresos de ese segmento en alrededor de 15 %, lo que sumado a la inflación de 15 % que se ha registrado en la canasta básica alimenticia, arroja como resulta do que ese grupo ha perdido un 30 % de su capacidad adquisitiva.

En suma, la economía claramente no se ha reactivado, por lo que no podemos recuperar el empleo, los ingresos y comen zar a revertir el retroceso en los índices de pobreza que hemos tenido a raíz de la pandemia.

¿Qué responsabilidad puede atribuírsele al Gobierno en el agravamiento de esa situación?

Obviamente, como sabemos todos, ha habido factores externos que han generado una elevación de precios tanto de los alimentos como de los combustibles.

Sin embargo, es claro y evidente también que el gobierno está haciendo poco o nada para ayudar a reactivar nuestra economía.

De hecho, en el año transcurrido no hemos visto ninguna medida concreta de reactivación económica. Y, como también todos sabemos, no hay recetas mágicas para conseguirlo.

Lea la entrevista completa AQUÍ

- Advertisement - spot_img

Revista Digital

spot_img
Síguenos
166,024FansMe Gusta
13,200SeguidoresSíguenos
6,050SuscriptoresSuscríbete
Televisión
spot_img
Síguenos
166,024FansMe Gusta
13,200SeguidoresSíguenos
6,050SuscriptoresSuscríbete
Síguenos
166,024FansMe Gusta
13,200SeguidoresSíguenos
6,050SuscriptoresSuscríbete
Noticias Internacionales