BlackRock se enfoca en energía limpia con cartera de US$6.000 millones

gestora-mundial-blackrock-se-enfoca-en-energia-limpia-con-cartera-de-us6-000-millones

ENERGÍA. La mayor gestora mundial de activos del mundo apuesta por el cambio global hacia una energía más limpia de manera considerable.

Las fuentes de reducción de carbono, incluidas las energías renovables y el gas natural, son el eje de los fondos de energía y electricidad avaluados en US$6.000 millones de BlackRock Inc., que representan más del 90% de las inversiones, dijo Mark Florian, quien gestiona la cartera.

Las centrales eléctricas de todo el mundo están quemando más gas, mientras que los parques eólicos y solares proliferan en América Latina y Asia a medida que ganan una mayor participación de mercado en Europa y Estados Unidos, dijo Florian en una entrevista.

El enfoque en sostenibilidad y gobernanza ambiental y social es “más grande que nunca”, dijo. A medida que la infraestructura energética se deteriora, “¿por qué no reemplazarla con algo mejor y más limpio? Tenemos que creer que estamos haciendo lo correcto para el medioambiente y para nuestra cartera”.

BlackRock invirtió en el centro de energía Lackawanna, planta eléctrica a gas valorada en US$1.500 millones, que está reemplazando la generación de carbón en Pennsylvania. La firma también ha respaldado a Western Renewables Partners, una empresa conjunta detrás de 11 proyectos eólicos y solares en EE.UU.

La demanda global de gas y energías renovables se dispara en medio de la preocupación por el cambio climático, con países desde China hasta EE.UU. en un proceso de transición a fuentes más limpias que el carbón y al combustóleo. La transformación energética seguirá siendo el principal impulsor de los flujos de acuerdos globales en el espacio de infraestructura, dijo BlackRock en un informe a clientes institucionales este mes. Los fondos de infraestructura atrajeron US$85.000 millones en 2018, cifra que estableció un récord por segundo año consecutivo, anunció la firma.

El gas jugará un papel cada vez más importante a medida que la población mundial sume entre 1.500 y 2.000 millones de personas más para 2040, lo que incrementará las necesidades energéticas, dijo Florian. BlackRock busca invertir en la denominada segunda oleada de proyectos que se construirán en los próximos años para exportar gas natural licuado (GNL) de las cuencas de esquisto de EE.UU. Actualmente, tres terminales ya están despachando GNL estadounidense y tres más pueden estar en operación para fin de año.

FacebookTwitterGoogle+