Empieza construcción de planta desalinizadora para Quebrada Blanca Fase 2

Empieza construccion de planta desalinizadora para Quebrada Blanca Fase 2

INTERNACIONALES. Con la ejecución de tronaduras al norte de Puerto Patache, Teck Resources Chile inició la construcción de la planta desalinizadora y el muelle de embarque que, entre otras obras, requerirá para la puesta en marcha de las operaciones de Quebrada Blanca Fase 2 (QB2).

Según detalló la compañía, las tronaduras, que tienen poca área de injerencia, partieron en abril pasado y se extenderán hasta septiembre de 2019. Sin embargo, el actual plan contempla su ejecución hasta el próximo 14 de mayo con un máximo de cuatro veces por semana, entre las 12 y 16 horas.

«En esta primera etapa, las actividades de tronadura están ubicadas al norte de Puerto Patache, entre los kilómetros 346 y 349 de la ruta 1. Estas actividades podrían implicar cortes en la ruta 1 (dependiendo del radio de seguridad de la tronadura con la ruta), por un periodo de 30 a 40 minutos como máximo, coordinado con Carabineros y el MOP», precisó la minera.

Respecto a las medidas preventivas, se dio a conocer que se definió un radio de seguridad en 500 metros, lo que implica que ni personas ni botes pueden ingresar o estar en la zona definida, la cual es custodiada por personal coordinado vía radio.

«Toda la actividad es ejecutada por personal entrenado y autorizado por el equipo del proyecto, siendo supervisado por nuestros profesionales de acuerdo a las exigencias de la autoridad y servicios públicos», enfatizó la empresa.

Dichas tronaduras se realizan para la construcción de los edificios industriales que alojarán a los distintos equipos que se instalarán en el sector de Puerto Patache, como serán la planta desalinizadora, la planta de filtrado y la estación de bombeo de agua desalada. Y es que la compañía explicó que requieren construir plataformas a ciertas elevaciones con respecto al nivel del mar, lo que los obliga a modificar el terreno ya sea excavando o rellenando.

Efecto

Marcos Gómez, gerente general de la Asociación de Industriales de Iquique, indicó que las obras que actualmente se ejecutan para el proyecto minero no tienen un impacto directo en la actividad regional, aunque sí se observa mayor dinamismo en las empresas de movimiento de tierra y construcción. No obstante, dijo que el efecto más importante se sentirá en el segundo semestre de este año para lo cual están en proceso de preparación de proveedores locales.

La etapa de construcción del proyecto, tanto en el borde costero como al interior de la región, se extenderá por tres años.

*foto referencial

(BQO)

FacebookTwitterGoogle+