- Advertisement -Expomina2022
HomeRevistaInformesEstructuras metálicas para minería

Estructuras metálicas para minería

Las estructuras metálicas se han convertido en elementos muy solicitados para la construcción de la infraestructura minera, por sus extraordinarias características como su alta resistencia, durabilidad y ductilidad, cualidades que hacen de ellas la alternativa más efectiva para esta industria.

Las compañías mineras buscan implementar en sus unidades las soluciones y tecnologías más modernas del mercado, con el objetivo de superar las distintas dificultades que puedan presentarse. 

En esa línea, debido a su grado de acero de alta resistencia, las estructuras metálicas resultan confiables a la hora de construir la infraestructura para las operaciones en mina.

Las estructuras metálicas están compuestas generalmente de acero, un material que puede ser producido con bajo impacto ambiental, sin desperdicios, es reciclable y más que cualquier otro material, responde a los principios de sostenibilidad y responsabilidad social, representando así un pilar fundamental de una sociedad sostenible.

En tal sentido, estos elementos se han transformado en el aliado más seguro y resistente de la industria y, en específico, de la minería, a la que se suman otros sectores como los de la construcción, energía e hidrocarburos, que continúan requiriendo grandes volúmenes de estructuras para sus operaciones.

Cabe destacar que, las estructuras metálicas además de proporcionar rapidez en su montaje y eficiencia en la optimización de espacios, presentan propiedades óptimas de conservación y adaptabilidad a entornos desafiantes como las temperaturas extremas de calor y frío.

PROCESO DE FABRICACIÓN

La fabricación de estos elementos es más compleja de lo que parece a simple vista y lleva un duro trabajo detrás. Hay varias fases por las que debe pasar el metal para convertirse en el tipo de estructura que se desea conseguir.

El primer paso es el plantillaje, el cual se realiza a través de la elaboración de unas plantillas, de tamaño real de los elementos que se fabricarán. Los diámetros de agujeros y la identificación de cada elemento deben estar situados en su ubicación exacta para evitar cometer errores de medida. Seguidamente, las piezas se dibujarán indicando las medidas que tendrán, y luego se enviarán los datos a la máquina encargada de su fabricación.

Luego sigue la parte de la preparación, enderezado y conformado, que se ejecuta con la finalidad de eliminar cualquier defecto que la pieza pueda tener antes de comenzar con el marcado. El enderezado se suele efectuar en una prensa o máquina de rodillos en frío, mientras que el enderezado y conformado se dan en caliente. Tras hacer estas últimas operaciones la pieza debe quedar perfecta, sin ningún tipo de grieta o abolladura.

Lea el informe completo en nuestra edición 149 de Rumbo Minero

- Advertisement - spot_img

Revista Digital

spot_img
Síguenos
166,024FansMe Gusta
13,200SeguidoresSíguenos
6,050SuscriptoresSuscríbete
Televisión
spot_img
Síguenos
166,024FansMe Gusta
13,200SeguidoresSíguenos
6,050SuscriptoresSuscríbete
Síguenos
166,024FansMe Gusta
13,200SeguidoresSíguenos
6,050SuscriptoresSuscríbete
Noticias Internacionales